QUIÉNES Y POR QUÉ MATARON A COLOSIO

QUIÉNES Y POR QUÉ MATARON A COLOSIO

Con el reconocimiento oficial que el asesinato del candidato presidencial oficialista Luis Donaldo Colosio fue un complot, un reclamo generalizado invade a México: dar con los autores intelectuales del magnicidio. Dónde están?, quiénes son? y por qué lo hicieron?, son las tres preguntas esenciales que recorren el país y que se han negado a responder los cinco implicados en el crimen que se encuentran bajo custodia especial en el penal de alta seguridad, Almoloya de Juárez.

06 de abril 1994 , 12:00 a.m.

Los detenidos, Tranquilino Sánchez Venegas, Vicente Mayoral Valenzuela, Rodolfo Mayoral Esquer (hijo de Vicente Mayoral), y Rodolfo Rivapalacio, actuaron sólo como gatilleros, en actuación conjunta para estorbar al candidato, anular su sistema de seguridad y facilitar el acercamiento del arma o las armas asesinas.

Aún permanecen fugitivas dos de las siete personas que formalmente han sido vinculadas en el asesinato de Luis Donaldo Colosio, ocurrido a balazos el 23 de marzo en la norteña ciudad de Tijuana, Baja California, frontera con Estados Unidos.

De los acusados, tres son ex policías estatales. Uno de ellos, Rodolfo Rivapalacio, trabajó como comandante del escuadrón de homicidios de la policía del estado de Baja California y contrató a tres de los otros sospechosos para un equipo de seguridad que ayudaría durante la fatal visita de Colosio a la ciudad norteña de Tijuana, fronteriza con los Estados Unidos.

Rivapalacio, era dirigente local del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo que se ha reforzado la idea de que el crimen podría haber tenido un sesgo político y que la conspiración se habría generado dentro de las propias filas del oficialismo.

Dedos acusadores han apuntado hacia los restos monolíticos del poder dentro del poder , Los llamados Prinosaurios .

Los antecedentes Baja California ha sido una zona problemática para el PRI desde que éste perdió en 1989 el control del estado a manos del centro derechista Partido Acción Nacional (PAN).

Fue la primera vez que el PRI, que lleva 65 años en el poder, admitió una derrota y entregó el control de un estado.

Colosio era presidente del PRI en ese momento y se dice que ordenó a los renuentes funcionarios del partido gobernante en el estado a admitir la derrota. Por esto los funcionarios locales del partido lo consideraron un traidor.

La detención de Rivapalacio, confirmada por el subprocurador especial Miguel Montes, convierte al PRI de Tijuana en centro de interrogantes sobre el magnicidio.

Pero el más veterano dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) rechazó con indignación las insinuaciones de que miembros disidentes del partido en el poder hubiesen participado en la conspiración para asesinar a Luis Donaldo Colosio.

Fidel Velázquez, de 94 años, presidente de la poderosa Confederación de Trabajadores Mexicanos, reaccionó el lunes con indignación cuando periodistas le pidieron su opinión sobre rumores que involucrarían a grupos priistas en el asesinato de Colosio.

Sólo una mente cochambrosa (sucia), una mente torcida, puede formular esas preguntas , respondió Velázquez en su tradicional conferencia de prensa de los días lúnes. Solamente ustedes la han inventado. No hay nadie que, con responsabilidad, se atreva a decir que fueron priistas quienes hicieron el complot , agregó.

Otras teorías Además de las sospechas que han recaído sobre la sede local del PRI en Tijuana, posibles respuestas sobre la conjura, barajadas por la prensa, abarcan hipótesis políticas, el narcotráfico, la guerrilla zapatista, y teorías que se centran en pequeños grupos izquierdistas que tratan de des estabilizar el país. Los narcotraficantes han sido implicados en otros asesinatos aparatosos en México.

Pero Ernesto Ruffo Appel, el gobernador del PAN en Baja California, quien lleva a cabo su propia investigación de la muerte de Colosio, dijo que no había elementos para apoyar la teoría narco .

Se está tocando apenas la punta del complot, sostiene José Luis Pérez Canchola, procurador de Derechos Humanos de Baja California. Ellos (los detenidos) son los de abajo, ahora hay que dirigir la vista hacia arriba, hacia quienes los estaban manejando , pidió el humanista.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.