SEMILLAS DE PAZ: DE ABUELOS A NIÑOS

SEMILLAS DE PAZ: DE ABUELOS A NIÑOS

Hace diez años nació en el país el programa de los Centros Autogestionados de Educación y Producción de Adultos, Caepa, cuyo objetivo era la capacitación de adultos y ancianos para mejorar su nivel de vida, convirtiéndolos en personas productivas.

01 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Hoy, de los 44 programas fundados en ese entonces en diferentes lugares del país con el apoyo de la OEA, solamente sobrevive el de Villavicencio. La razón es elemental: cada organización estaba en la obligación de generar sus propios recursos de sostenimiento, tarea nada fácil para estas entidades cuya labor social no les permite percibir grandes ingresos.

Y aunque la gestión de quienes están al frente de esta titánica labor ha sido pieza clave para mantener el programa vivo, quienes lo lideran reconocen que es gracias al apoyo de entidades como la Comisión Regional de Ciencia y Tecnología, Unillanos, la Fundación Horizonte Verde, Cellano, el grupo Los Limones, las Hermanas de la Esperanza y Semillas de Paz, como Caepa ha logrado salir avante pese a las dificultades de todo orden.

Pero el Caepa de Villavicencio no solamente ha logrado mantenerse contra viento y marea, sino que además muestra con orgullo el fruto de diez años de gestión en favor de los habitantes del populoso sector de Ciudad Porfía, uno de los menos favorecidos de la ciudad. Los hijos de Caepa, tras una década de existencia son el Colegio Semillas de Paz y el programa de las amas de casa.

Y es que las necesidades de estos sectores desfavorecidos son tantas que no hay como satisfacerlas. El colegio surge por la insuficiente cobertura educativa, generando un proyecto social que atiende a 270 alumnos.

Por tratarse de un proyecto social, el 50 por ciento de los estudiantes pagan una mensualidad, casi que simbólica, de ocho mil pesos; mientras que los demás son subsidiados por personas particulares que apadrinan grupos de alumnos. Y dadas las condiciones económicas de los padres de familia, este centro educativo no exige textos, útiles ni uniformes.

La institución funciona en el reducido espacio de una casa y cuenta con cinco docentes, pertenecientes a la comunidad de Porfía y quienes cuentan con una amplia trayectoria, aunque sus salarios son bastante reducidos.

Pero las debilidades no son solo de orden económico, pues Ciudad Porfía también sufre problemáticas difíciles de orden social y familiar, ya que el maltrato infantil es muy frecuente.

Según Sandra Jaramillo Varela, directora del colegio, aunque las carencias y necesidades son muchas, esto no ha sido impedimento para ofrecer el servicio de biblioteca para todos los estudiantes del barrio o el restaurante escolar para niños desplazados. Este último programa se desarrolla gracias al apoyo de Pastoral Social.

El programa de amas de casa, dirigido a mujeres cabeza de hogar, también ha surgido recientemente de la necesidad de capacitar a este grupo de mujeres en repostería, lencería y modistería, actividades que les permitirán iniciar proyectos de microempresas.

Caepa seguirá sirviendo a la comunidad de Porfía en la medida que sus limitaciones económicas se lo permitan y para el futuro hay varios objetivos en la mente de la coordinadora de los programas, Nury Siley Zape Ramos, y de las entidades que apoyan el proyecto.

Una de las metas es ampliar al doble la cobertura del colegio, para lo cual es indispensable contar con una sede más amplia.

Otra de las iniciativas es la capacitación de los abuelos en la fabricación de colchones, para lo cual la entidad está a la espera de unos recursos provenientes de la alcaldía de Villavicencio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.