EN SU MARCAS, LISTOS...

EN SU MARCAS, LISTOS...

Como ya es un hecho que no habrá prorroga de período de gobierno para alcaldes y gobernadores, con esto prácticamente se da el banderazo para el inicio de la carrera de las candidaturas.

05 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

De hecho en la región ya han empezado a sonar nombres, coaliciones y alianzas sobre candidaturas de los diferentes movimientos para las elecciones regionales que se realizarían en octubre del próximo año.

Por esta razón es importante que los organismos de control fiscal y disciplinario afinen su olfato y sobre todo su voluntad de cumplir a cabalidad con la función para la que fueron creados, a fin de detectar y castigar a los funcionarios descarados que empiezan a utilizar el tráfico de influencias, o a mover las maquinarias y hasta desviar los recursos públicos para adelantar sus campañas políticas.

A nivel nacional tanto la Procuraduría General de la Nación como la Contraloría General de la República adelantan sendas campañas tendientes a combatir la corrupción administrativa en todas sus formas, por eso los organismos regionales y locales de esta zona del país no pueden ser inferiores a este compromiso. Consideramos que deben asumirlo con igual o mayor compromiso que sus similares del nivel central.

Para nadie es un secreto que con el inicio de las campañas empiezan también diferentes ejercicios non santos por parte de algunos concejales y diputados que quieren ser reelegidos en los próximos comicios.

Así mismo, los alcaldes y gobernadores no son ajenos a estas prácticas, puesto que muchos acostumbran a participar, aunque de manera camuflada, en la escogencia del candidato que los sucederá, para lo cual hacen arreglos y componendas, llamados más eufónicamente acuerdos o coaliciones, que no en pocas oportunidades comprometen a entidades, funcionarios, así como bienes y recursos al servicio del Estado.

Es ahí donde entra la labor de los organismos de control para evitar que se dilapide el erario en la financiación de las campañas, o que se saquen y usufructúen los bienes del Estado en beneficio de los candidatos.

Otro aspecto a controlar es el desgobierno. Muchos funcionarios, de todos los niveles, durante este último año se olvidan de sus deberes para con la comunidad y se dedican a trabajar para su candidato, poniendo su capacidad y la de su dependencia al servicio de los intereses del mismo. Esto significa que durante este último año prácticamente no hay gestión de gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.