LECHE, FUNK Y TODO BIEN

LECHE, FUNK Y TODO BIEN

Los Samuráis excéntricos de Abarájame, los pseudo hip hopers de No way José, los expedicionarios del aclamahama , los compañeros danzantes de las inolvidables policías del videoclip de Jugo, o los guerreros de A mover el coolo, eran algunas de las posibilidades que me rebotaban en la cabeza mientras me abría paso desde la 72 con 11 hasta una mesa en el décimo piso del Hotel Forte Travelodge ubicado al frente del periódico.

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Cómo saber qué esperar de un par de individuos que bautizan su proyecto musical en honor al protagonista de una serie policiáca de los años 70 y un futbolista afrudo nacido en Pescadito? Sin importar cuanto me esforzara, no tenía indicio alguno de lo que podría ser un encuentro con lo que en mi opinión, constituye la versión suramericana de los Beastie Boys, sin embargo, una vez allí, todo lo que tenía en mente pareció quedarse en el carro. Cuando los artífices del Ninja Metal me saludaron con la sencillez y la frescura de alguien que ha visto un viejo amigo, me olvidé por un instante de que Dante era el heredero del trono de Spinetta (su padre, Luis Alberto, es uno de los pilares del rock argentino, con agrupaciones como Pescado Rabioso) y de que Emanuel Horvilleur había compuesto junto a él seis discos exitosos.

El dos a uno, el cinco a cero y otro par de chistes medio malos fueron rompiendo el hielo; finalmente, una pregunta suelta sugirió algo de cambio desde su disco Versus hasta A mover el coolo. Al interrogante de por qué este nuevo trabajo los había llevado a algo más tropical, los Kuryaki me respondieron de manera inmediata y casi que en stereo: ...una sola canción viste, no es suficiente para describir un trabajo nuestro...

Con un aire menos indignado, Dante tuvo a bien añadir: Seguro que Coolo es parte de lo que hacemos en Leche, loco, pero no es todo el cuadro, es tan solo un matiz...

Para justificarme, hice alusión a las fusiones que actualmente emplean otras agrupaciones del rock argentino, a lo que anticipando mi pregunta, los Kuryaki objetaron diciendo que si bien querían ser parte de la apertura musical que actualmente experimenta Latinoamérica con fenómenos como el Watcha Tour por los Estados Unidos, ellos llevan tocando desde el 91, siempre al margen de para dónde vaya el resto.

Me aclararon, además, que aún cuando sí han incursionado en diferentes ritmos y que la experimentación es algo que esperan mantener en su música ahora y simepre, cada vez que lo hacen tratan de que ese ritmo que toman, cualquiera que sea, suene como los Illya y no como una fusión, o como sonaba antes .

Retomando el caso de Coolo, Dante me explicó que antes de grabar el disco había visto en concierto a Oscar De León en su paso por la Argentina. Confesó que ver una banda tan regrossa le había volado la cabeza y que aprovechando que su baterista había tocado los timbales en una agrupación de salsa, decidió hacer algo con las sensaciones que el ritmo de esa noche había dejado en él.

Aclaró, además, que siendo este un disco más diseñado para bailar que para oír sentado, su experiencia al ahondar en un nuevo tipo de música, fue descubrir otra verdadera raíz, ese extraño poder del trópico que ...en últimas termina pareciéndose al funk en cuanto es algo muy sexual que te invita a bailar...

Por primera vez en la noche, la siguiente pregunta resultaba predecible, teniendo en cuenta que un solo tema no podría rotular el disco, había que pedirles que hablaran mucho más de este nuevo ritual rítmico que bajo el nombre de Leche ingresaba al mercado.

Una vez Dante explicó como de Chaco para acá, todolo que había pasado tanto dentro como fuera de la banda trajo consigo mutaciones para ellos, su cabeza y su música, Emanuel tomó la palabra: Nuestro disco pasado era mucho más visceral, al vernos en los shows nos dimos cuenta de que nos faltaba algo, entendimos entonces que necesitábamos una nueva propuesta menos intravenosa en la que, sin olvidar la música, la clave fuera el ritmo; fuimos armando el álbum y dejando por fuera los temas que nos iban pareciendo más lentos, salvo unos dos; sin darnos cuenta, ni siquiera, teníamos entonces una nueva forma de música, un disco hecho más para afuera que para adentro. De hecho, si lo oís bien, podés ver que A mover el coolo es solo un pedacito mientras que la constante es un nuevo estilo de funk .

Estando sobre el tapete la alusión al gran ritmo que hizo rico y famoso a Brown, hubo que tocar el tema del productor del álbum. Con la remota esperanza de que les contestaran algún día, los Illya Kuryaki and The Valderramas enviaron una encomienda con la música y los videoclips de Versus a territorio americano, recibiendo para su sorpresa, una halagadora y pronta respuesta. El destinatario del paquete quien trajo el apodo de Botie había en el pasado compartido escenarios con el mismo James Brown y era coniserado por muchos como el verdadero rey del funk, no solo había recibido el paquete, visto los videos y escuchado la música; sino que al verse complacido por lo que se le había enviado, estaba dispuesto a producir el próximo disco de los argentinos con el fin de mantener vivo el funk.

Con Leche como resultado, los Illya demuestran no solo el entendimiento de la oportunidad brindada sino también su aprovechamiento. Temas como Latin Geisha o Jennifer del Estero (parte c uyo video fue filmado en Colombia durante sus presentaciones en Rock al Parque), les permite a los compositores de temas anteriores como Remisero o Hermosa from heaven, marcar una nueva pauta mundial a la hora de hacer funk.

Una vez claro lo de su nuevo disco, los Kuryaki hablaron de sus planes futuros. Se mostraron ansiosos respecto de presentaciones en Rock al Parque (que aunque en ese momento no sabían, les resultaron una mala y otra espectacular), hablaron de su toque de halloween en Bogotá y Medellín, afirmaron que si bien disfrutaban algunas cosas de la música electrónica como Fatboy Slim, no están seguros de que permanezca; resaltaron la importancia que para ellos tiene el lenguaje audiovisual que acompaña sus canciones en videos musicales que pueden ir desde la inclusión de las artes marciales hasta la revelación visible de influencias cinematográficas como Warriors.

De hecho, tras formular la posibilidad de incursionar como directores de un filme bastante erótico que hace rato les viene rodando la cabeza, los argentinos afirmaron que les encantaría hacer un video musical con el Pibe Valderrama.

Podría ser entonces que en un futuro no muy lejano, embadurnado en bronceador, con brazaletes dorados en los biceps y muchísimas luces saliéndole del pelo, el ídolo samario debute en Mtv para mostrarle al mundo que al ritmo del buen funk podría estar todo bien .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.