SANTIAGO MUÑOZ LEYVA:

SANTIAGO MUÑOZ LEYVA:

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Para la eternidad, el tiempo transcurrido es un instante.

Para los que de él conocimos la ternura en su niñez, la mesura y alegría de su juventud, la madurez señera y su seriedad profesional; para los que sentimos y gozamos su amor, generosidad y respeto como hijo; para los que vivimos su orientación y ejemplo como hermano; para los que pudimos conocer a un ser que como palma en el desierto abriga y orienta a los viajeros sus amigos, cinco años han sido eternos.

Su ausencia ha sido desoladora y la magia de sus virtudes ha dejado muy solo el camino de la alegría y apagada la ilusión y el optimismo. Hoy le recordamos como faro iluminado, como amigo leal, hermano irremplazable, padre generoso e hijo sin igual.

Santiago, que Dios te tenga en su gloria.

O. Mejía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.