RAFAEL ALBERTI:

RAFAEL ALBERTI:

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En el Puerto de Santa María, la ciudad donde había nacido en 1902, ha dejado de vivir más que haber muerto el poeta y pintor español Rafael Alberti. Era Alberti el último de los artistas de la llamada generación del 27, que trajo a las letras castellanas un aire fresco y ayudó, al mismo tiempo, a descubrir nuevamente la luz en viejas sepulturas empolvadas, como las de don Luis de Góngora y don Francisco de Quevedo y Villegas.

Inspirado en sus versos y sus lienzos por mares y palomas, Alberti fue también un ejemplo vivo de la historia de pasiones y reconciliaciones de la España del siglo XX. Miembro del Partido Comunista, tuvo que huir en 1936, cuando estalló la Guerra Civil, y, tras un largo exilio en Buenos Aires y Roma, regresó en 1977 a formar parte de la transición democrática. Me fui dijo, en alusión al saludo comunista con el puño cerrado, y vuelvo con la mano abierta . Y, como él, miles de españoles más se incorporaron de nuevo a su patria y cooperaron de una manera u otra a rehacerla. Mostró Alberti entonces su talante abierto, y fue amigo del rey y de líderes de todos los partidos.

Desde hace años era ya un ícono nacional, amenazado por la vejez pero glorioso en vida. Su última voluntad se ha cumplido: sus cenizas flotan desde ayer sobre las aguas de la bahía de Cádiz. Seguramente para hacerme el alma navegable , como lo pedía en uno de sus poemas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.