Secciones
Síguenos en:
SEGÚN LAS ESTADÍSTICAS, ENTRE ENERO Y MAYO DEL 1993, 2.784 MENORES FUERON RECONOCIDOS POR LESIONES EN MEDICINA LEGAL. EN 32 DE CADA CIEN CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL, EL AGRESOR ES UN FAMILIAR.

SEGÚN LAS ESTADÍSTICAS, ENTRE ENERO Y MAYO DEL 1993, 2.784 MENORES FUERON RECONOCIDOS POR LESIONES EN MEDICINA LEGAL. EN 32 DE CADA CIEN CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL, EL AGRESOR ES UN FAMILIAR.

La administración distrital puso en marcha un programa de atención y prevención del maltrato infantil, mediante la expedición de la resolución 1244 de la Secretaría de Salud. De acuerdo con las cifras suministradas por el Instituto de Medicina Legal a la Procuraduría Delegada para el Menor y la Familia, entre enero y mayo del año pasado se reportó el asesinato de 609 menores de 18 años.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de abril 1994 , 12:00 a. m.

En ese mismo lapso, 2.784 niños fueron reconocidos por lesiones personales, mientras que 743 más tuvieron que ser sometidos a exámenes debido a que fueron víctimas de violaciones sexuales.

Es decir, que por esa época, se presentaban cerca de 148 agresiones sexuales a menores por mes, lo que da un promedio de cuatro a cinco por día.

Los datos de la Secretaría de Salud, indican además que en el 32 por ciento de los casos de violencia sexual contra menores, el agresor es un miembro de la familia. Entre enero y octubre de 1992 se reportaron 1.295 casos de abuso sexual.

Adicionalmente, según un informe reciente de la Fiscalía General de la Nación sobre violencia y criminalidad, el 46 por ciento de la población delincuente está entre los 21 y los 30 años, mientras el un 16 por ciento más se ubica entre los 16 y los 20 años.

Ante esas circunstancias, el secretario de Salud, Eduardo Diaz Uribe, firmó una resolución con la cual se crea el programa de atención y prevención al niño maltratado, no solo física sino también sicológicamente.

Así las cosas, de ahora en adelante todo menor de 18 años que acuda a los servicios de salud tanto públicos como privados de la ciudad y cuyo diagnóstico sea el Sindrome de Niño Maltratado, deben recibir atención de urgencia.

En ningún caso, le podrán ser negados los servicios si, por ejemplo, los menores no están acompañados de un menor o si no tienen dinero para cancelar. Tampoco se podrá aducir falta de cupo o cualquier otro motivo que impida que el pequeño reciba los servicios asistenciales.

De acuerdo con la nueva norma, todo menor que sea atendido por maltrato en una institución pública, privada o por un profesional independiente, deberá ser reportado al centro zonal del Instituto de Bienestar Familiar más cercano, lo mismo que a la dirección del Sistema Local de Salud (Silos), dentro de los ocho días siguientes a la atención. De esa manera, el Silos lo inscribirá en el programa de asistencia en salud al niño maltratado.

Adicionalmente, se ordena que todas las instituciones de salud deben crear un Comité Interdisciplinario de Asistencia al Niño con Sindrome de Maltrato para manejar la información de los casos recibidos, establecer los procedimientos necesarios y formular el tratamiento al paciente, entre otras cosas. La norma también crea el sistema de información para el programa que funcionará en la Secretaría de Salud. Si algunas de las instituciones de salud incumplen las normas para atención de niños maltratados el Instituto de Bienestar Familiar le aplicará multas de dos a 20 salarios mínimos legales mensuales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.