LA CASA EN EL AIRE

LA CASA EN EL AIRE

La Caja de vivienda popular del municipio de Villavicencio, fue creada por acuerdo No. 015 de 1964, con el objeto de fomentar la adquisición de vivienda a los trabajadores del municipio y posteriormente sus fines se hicieron extensivos a la población más necesitada de la ciudad.

12 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En desempeño de su labor Cavivir ejecutó proyectos importantes que buscaban disminuir el alto déficit de vivienda de las familias de bajos ingresos que habitan el municipio, así se hicieron proyectos de construcción de vivienda de interés social, como el Darién y de lotes con servicios como la urbanización el Recreo, que efectivamente brindaron una solución a familias necesitadas que no podían acceder a otro sistema .

Posteriormente, y alejándose de los fines sociales para los cuales fue creada, se construye Torres de San Juan, proyecto que se caracteriza precisamente por no ser de interés social y menos por estar dirigido a personas sin posibilidades de adquirir vivienda por otros mecanismos distintos a la empresa del municipio.

Es claro que el municipio de Villavicencio debe contar con una empresa que contribuya a la disminución del déficit cualitativo y cuantitativo de vivienda de interés social y no es conveniente pensar en su liquidación, primero por que quedarían en el aire las aspiraciones de las familias de escasos recursos de encontrar apoyo del Estado para la construcción de su vivienda, y segundo por que no existe otra entidad pública que responda a las necesidades de las familias que desean conseguir vivienda, ya que la asignación de recursos de subsidio del Inurbe es manejada a nivel central y en ella intervienen factores como el respaldo político de las regiones y los intereses del gobierno nacional, por eso estos recursos se quedan fundamentalmente en las grandes ciudades y es poco lo que llega a regiones como la nuestra.

Respecto a los subsidios, sería más democrático que estos recursos se transfirieran a los municipios a través del situado fiscal, así se garantizaría que hasta el municipio más pequeño del país tendría acceso directo a estos recursos.

Así las cosas, el señor alcalde, los honorables concejales, las organizaciones sociales de vivienda y la ciudadanía en general deben buscar el fortalecimiento de Cavivir, la apertura de programas de mejoramiento de vivienda, de construcción, de asesoría a la comunidad en la formulación de proyectos y la consecución de recursos del nivel central para que las casas de las familias más necesitadas de la ciudad, no sigan quedando en el aire.

*Arquitecto U.N.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.