TOTAL Y ELF PACTAN SU FUSIÓN

TOTAL Y ELF PACTAN SU FUSIÓN

Poniendo fin abruptamente a dos meses de luchas, TotalFina S.A. y Elf Aquitaine S.A. sorprendieron ayer a los mercados al anunciar que habían acordado una fusión amistosa que convertirá a TotalFina en la cuarta petrolera más grande del mundo.

14 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

El acuerdo se produjo luego de que TotalFina endulzó su oferta por todas las acciones de Elf en un 9,2%, elevando su valor a US$48.706 millones, ofreció vagas promesas de considerar un plan industrial más enérgico para las actividades químicas del grupo, y accedió a una representación equitativa en el comité ejecutivo de representantes de TotalFina y Elf. El presidente de Elf, Philippe Jaffre dijo que abandonará su cargo no bien la fusión se concrete, dejando al gigante en manos del presidente de TotalFina, Thierry Desmarest.

Aunque la negociación no resultó ser, como se esperaba, una épica batalla, de todas formas representa una victoria para Desmarest. El trato final no sólo se ajusta al proyecto estratégico de Desmaret, sino que también es la culminación de la rápida transformación de TotalFina en una gran petrolera.

A través de las sucesivas adquisiciones de Petrofina, de Bélgica, el año pasado, y ahora con Elf, Desmarest ha creado la mayor compañía francesa en términos de su capitalización de mercado, con un valor de más de US$98.448 millones, ubicando a TotalFina en los niveles más elevados del negocio petrolero global, al tiempo que se consolida rápidamente.

Unos dos tercios de las 15 petroleras más importantes del mundo han estado involucradas en una fusión el año pasado , afirma Desmarest. Nuestro grupo no podía pasar por alto esta situación. Mediante un acuerdo cordial, estamos creando un grupo poderoso que será un importante protagonista del sector petrolero .

Pero aunque el grupo recién creado es enorme en términos europeos, analistas y banqueros señalan que su producción diaria de 2,1 millones de barriles constituye la mitad de la mayor petrolera del mundo (la compañía que resultó de la fusión de Exxon Corp. y Mobil Corp.), sus reservas son menos de la mitad de las de Exxon-Mobil y su capacidad de refinación es un tercio de la de esa empresa.

Como resultado, muchos banqueros y analistas esperan que la consolidación europea continue, y un banquero allegado a TotalFina sugiere que la italiana ENI SpA podría ser la próxima en juntar fuerzas con TotalFina. TotalFina puede servir de contrapeso a los tres campeones anglosajones Exxon-Mobil, Royal Dutch Shell y BP Amoco Arco], con un campeón continental europeo , afirma el banquero. El paso más lógico sería una alianza con ENI .

Por ahora, de todas maneras, Desmarest se halla muy atareado con la integración de Elf. No estamos por embarcarnos en otra fusión , dijo en una reciente entrevista. Lo que tenemos que hacer ahora es digerir .

En un indicio de que hasta él parecía soprendido de que hubiera terminado la batalla, Desmarest dijo ayer en conferencia de prensa que áun no sabía qué nombre tendría el nuevo grupo y que no podía ofrecer detalles sobre las responsabilidades de los miembros del comité ejecutivo del grupo fusionado.

Según las condiciones de esta oferta mejorada, TotalFina ofrece 19 de sus acciones por 13 acciones de Elf. La nueva oferta hizo que las acciones de Elf subieran 3,15% a US$192 en la Bolsa de París, mientras que las acciones de TotalFina bajaron 0,38% para cerrar en US$133. Bajo el nuevo trato, cuatro ejecutivos de Elf y cuatro de Total formarán un comité ejecutivo presidido por Desmarest. TotalFina también accedió establecer un grupo de estudio para estudiar la mejor manera de seguir una política de crecimiento , en los negocios químicos, aunque la idea de la escisión fue rechazada.

En una movida que seguramente gustará a los mercados, Desmarest elevó ayer el monto calculado de sinergia que la fusión producirá, de US$1.243 millones a US$1.554 millones, y reiteró que planea recortar cerca de 4.000 empleos de los 130.000 de todo el grupo. Las ganancias por acción caerán seguramente en más del 3% en el 2000, pero deberían subir cerca del 2% en el 2001, y 6% en el 2002, predijo Desmarest.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.