UNA TOS QUE NO PUEDE DESCUIDAR

UNA TOS QUE NO PUEDE DESCUIDAR

El pasado miércoles se celebró el Día Mundial contra la tuberculosis, una enfermedad infectocontagiosa potencialmente mortal. De acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud, la tuberculosis se ha convertido en la segunda enfermedad mortal, después del Sida, en aumentar el número de muertes en el mundo. Actualmente, un tercio de la población mundial está infectada con el bacilo tuberculoso.

26 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

En estas cifras, Colombia no se queda atrás, ya que anualmente se presentan alrededor de diez mil nuevos casos debido a fenómenos como la violencia, los desplazados, el hacinamiento y la pobreza.

Cuatro de los siete departamentos que forman la región de la Orinoquia, aparecen en la lista de las zonas de mayor incidencia de la enfermedad en el país, teniendo en cuenta que se registran más de 50 casos por cada cien mil habitantes. Son ellos, en su orden, Vichada, que ocupa el primer lugar en Colombia, seguido por Arauca, Vaupés y Guainía, que ocupan el cuarto, quinto y sexto lugar respectivamente, de acuerdo con las cifras de los organismos de salud.

Según los estudios realizados en el país, la población más vulnerable son los indígenas. Otras poblaciones de alto riesgo, debido a la desnutrición, pobreza y hacinamiento, que facilitan la transmisión de la bacteria de la tuberculosis son los presos y, en general, la población que por la situación de violencia ha quedado incomunicada y sin asistencia médica, en zonas de difícil acceso.

A lo anterior se suman los infectados de sida, problema que ha ido creciendo en Colombia, ya que alrededor de un 20 por ciento de los individuos infectados por el VIH presentan también coinfección tuberculosa, lo cual hace que la probabilidad de morir de estas personas sea mucho mayor que la de los individuos que únicamente tienen tuberculosis.

También es probable que las personas que tienen el virus del sida se conviertan en diseminadores de la enfermedad, ya que representan un riesgo cinco veces mayor de estar eliminando bacilos a través de la tos y tres veces más probabilidad de portar cepas resistentes a las medicinas antituberculosas.

Ojo a los síntomas La tuberculosis es una enfermedad contagiosa producida por la inhalación del bacilo, en niños y adultos sanos. Ataca los pulmones en el 90 por ciento de los casos, pero también pueden presentarse lesiones en los riñones, los huesos, los ganglios linfáticos, el sistema nervioso central y los órganos genitales, o diseminarse por todo el organismo produciendo la muerte o secuelas que muchas veces son irreversibles señala un informe del ministerio de Salud.

Su transmisión se presenta cuando un enfermo, que no está recibiendo tratamiento, tose, habla o estornuda. De esta manera, expulsa los bacilos que son aspirados por otras personas.

En general, cualquier persona puede adquirir la tuberculosis, pero son especialmente susceptibles las personas que presentan características como la desnutrición, vivir en lugares con mala higiene, tener otras enfermedades pulmonares, tener diabetes, haber sido sometidas a tratamientos que disminuyen sus defensas, padecer de cáncer o sida, ser alcohólicas o trabajar en hospitales o laboratorios.

Cuando se manifiesta, este mal produce síntomas como tos con tres o más semanas de duración, expectoración (a veces teñida de sangre), fiebre, cansancio, falta de apetito y pérdida de peso, sudores nocturnos, dificultad respiratoria y dolor en el pecho.

Tratamiento a tiempo Si una persona presenta algunos de los síntomas mencionados, lo mejor es acudir a una institución de salud para recibir tratamiento, en caso de confirmarse la presencia de la tuberculosis luego de un examen de sus expectoraciones. El enfermo deberá tomar medicamentos por un tiempo prolongado y es necesario que se tape la boca con un pañuelo al toser o estornudar.

Otras recomendaciones tienen que ver con la ventilación adecuada de las habitaciones, el aseo general, evitar el hacinamiento, seguir un buen régimen de alimentación y y mantener unas condiciones saludables de vida.

Aunque en Colombia no ha sido documentada la tuberculosis en humanos causada por el M. bovis, o más conocida como tuberculosis bovina, se sabe que muchos animales han presentado esta patología, pero ningún humano ha sido detectado. Por tal razón, la Liga Antituberculosa Colombiana recomienda en las zonas ganaderas del país como los Llanos Orientales, no ingerir leche ni carnes crudas.

Además de lo anterior, la mejor arma contra la tuberculosis es la vacunación. Todo recién nacido debe recibir la vacuna BCG y quienes no la recibieron en ese momento todavía pueden vacunarse.

piedefoto La tuberculosis ataca especialmente a personas que viven y duermen con un enfermo en piezas sin ventilación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.