PENSEMOS

Esta es una semana que últimamente se utiliza para descansar y pasear, es decir la Semana Santa se convirtió en época de vacaciones.

30 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Como este año la crisis económica nos ha dejado sin plata hasta para salir, entonces aprovechemos para retomar el sentido original de la Semana Mayor. Quedémonos en casa y reflexionemos sobre cada una de nuestras acciones como personas y en el campo en el que nos desempeñamos.

Preguntémonos si somos buenos padres, buenos esposos, buenos hijos, buenos hermanos, buenos vecinos, buenos compañeros de trabajo. Evaluemos la calidad de nuestro trabajo y su contribución a la sociedad.

Si estamos fallando en alguno de estos aspectos hagamos el propósito de mejorar y pongámonos metas para cumplirlo. Este puede ser el granito de arena que nos corresponde para ayudar a construir la paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.