LA VERDAD ES OTRA:

LA VERDAD ES OTRA:

Señores Boyacá 7 días:

30 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

En su edición del día viernes 19 de marzo en primera página titulan como Milagro y escriben que Esta vez en la puerta del horno no se quemó el pan , para referirse al pacto de Acerías Paz del Río con los acreedores, alcanzado esa semana. Igualmente en la página 10 titulan En la puerta del horno se salvó el pan . Sin embargo, leyendo al interior de la noticia y mirando los hechos reales la verdad es otra.

Los titulares de este semanario impiden a sus lectores conocer las soluciones que necesita la siderúrgica boyacense. La actual crisis no se resuelve con el sólo hecho de entregar a sus acreedores el único activo presentable que poseía: las acciones de la cementera, que ayer era parte integral de la acería. Al contrario, como ustedes mismos lo dejan entrever, las cosas se agravan porque si alguien estaba interesado en auxiliar a Acerías Paz del Río, el interés emanaba del respaldo ofrecido por 43 millones de acciones que ya no tiene. De paso los trabajadores recibieron un golpe más.

Mi interés al escribirles es el de informar a sus lectores que la solución para Acerías Paz del Río se deduce de las causas principales por las cuales la empresa está postrada y que se resumen en dos: el ingreso a Colombia de cerca de dos millones de toneladas anuales de acero subsidiado, proveniente del extranjero y la obsoleta maquinaria que le impide a la empresa boyacense resistir el paso demoledor de la apertura de mercados que empieza con intensidad debido a los acuerdos bilaterales de Galápagos (1989) en el gobierno Barco. Visto así la solución no es otra que limitar el masivo ingreso de aceros extranjeros e inyectar un buen capital a la siderúrgica, para que con las demás, existentes en el país, satisfagan la demanda nacional de aceros.

Finalmente, como nuestros gobiernos son antinacionales no van a a portar, a menos que la movilización de los boyacenses se haga valer. Desde 1994 la propuesta de varios sectores, incluido este servidor, es la de un paro cívico departamental. Hoy sigue vigente esa solución.

Atentamente, Juvenal Ardila Vicepresidente de Fetraboy.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.