A EXPORTAR

La pronunciada devaluación del peso - cercana al 30 por ciento en el último año - es una mala noticia para los importadores y para quienes tienen deudas en dólares. Pero para los empresarios que compiten con producción local contra los productos importados , es un gran alivio. Y para quienes tienen negocios actuales o potenciales en el exterior, la actual tasa de cambio representa un enorme estímulo.

10 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Considerando que la demanda interna está muy deprimida, y que su reactivación no será muy vigorosa y en algunos sectores podrá tardar un poco en darse, los empresarios deben enfilar sus baterías a conquistar mercados externos. Ahora tienen una poderosa munición, casi dos mil pesos de ingreso por cada dólar de ventas internacionales.

Es cierto que una política exportadora seria no puede basarse exclusivamente en el manejo cambiario. No puede desarrollarse una estrategia sólida que dependa de los vaivenes del dólar. Los mercados foráneos demandan continuidad en el suministro de productos, precios competitivos, calidad y servicio, condiciones que no pueden fluctuar con la volatilidad de la tasa de cambio. Pero a pesar de no ser suficiente, una tasa de cambio equilibrada sí es requisito para capturar mercados extranjeros.

Así pues, es el momento de empacar maletas. Con una porción importante de los costos y gastos que han subido por debajo del 10 por ciento en el último año, y casi 500 pesos más por dólar vendido en el exterior frente a lo que se obtenía hace 12 meses, los empresarios tienen una nueva ventaja para conseguir clientes extranjeros.

En Ecuador y Venezuela no hay muchas oportunidades porque estos vecinos sufren dificultades económicas tan agudas como las nuestras. Pero en Estados Unidos , y en muchas naciones de Europa y Asia hay una gran capacidad adquisitiva.

El gobierno puede ayudar mucho al esfuerzo exportador privado. Es la ocasión para demostrar la efectividad del andamiaje oficial cuyo propósito es el de colaborarle a los empresarios en la identificación de nichos de mercado más allá de las fronteras.

Las exportaciones pueden ser un poderoso motor de la recuperación económica. Las condiciones cambiarias son propicias para adelantar una ofensiva comercial internacional sin precedentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.