DE LA GASOLINA AL A.C.P.M.

DE LA GASOLINA AL A.C.P.M.

30 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Cada día existen más motores de este tipo en las ciudades y poblaciones intermedias, por ejemplo, moviendo microbuses y camiones de reparto. Muy pronto también estarán en autos de pasajeros y taxis.

Si ya cambió la gasolina por el a.c.p.m. tenga en cuenta que existe una clara diferencia al operar un motor Diesel. Este combuste sin bujía y necesita alta compresión para quemar el a.c.p.m, lo que hace que sea menos revolucionado y más lentos para ganar revoluciones que el motor de gasolina.

RECUADRO Mantenimiento Consejos de operación -Al iniciar la marcha del vehículo, manténgalo entre 800 y 1.100 revoluciones por minuto. Acelerar demasiado el motor es innecesario, causa ruido estridente y desgaste prematuro de la máquina.

-Cambie la transmisión en forma progresiva, a medida que el vehículo se pone en movimiento. Aumente la velocidad del motor (revoluciones por minuto) en cada cambio.

-Los cambios deben efectuarse sin que las revoluciones por minuto del motor caigan por debajo de la velocidad de cero aceleración.

-Observe los manómetros cuando esté en operación. Tenga cuidado con el manómetro de temperatura para que su vehículo no se recaliente.

-Recuerde que el motor Diesel no necesita estar muy revolucionado para dar su máxima potencia.

*Asesor Círculo Shell.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.