EL LUNES NEGRO DE 1987 :

EL LUNES NEGRO DE 1987 :

09 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

En Colombia no obstante, los Indice de Precios de Acciones que venía registrando una tendencia al alza, continuaron con igual comportamiento como reflejo de la alta demanda registrada por acciones.

Hace doce años un hecho inesperado estremecio al mundo y se conoció en su momento como el famoso Lunes negro. El 19 de octubre de 1987 la Bolsa de New York colapsó debido a una caída sin precedentes de los precios de las acciones cotizadas en ese mercado. Esta circunstancia convirtió en pobres a muchos accionistas de la noche a la mañana.

El colapso desencadeno una caída de similares consecuencias en las demás bolsas de valores internacionales, originando una ola de incertidumbre respecto al futuro de la situación económica de Estados Unidos y los efectos que tendría ese evento, especialmente sobre lo que en ese momento se empezaba a conocer en términos genéricos como países emergentes.

Las causas que ocasionaron esa crisis fue motivada por una convergencia entre factores de tipo económico y político. Una semana antes las autoridades alemanas proponían un incremento de sus tasas de internas de interés, lo cual originó un anunció del secretario del Tesoro de los Estados Unidos de propiciar una mayor devaluación del dólar frente a las monedas europeas.

Los inversionistas creyeron esto como un rompimiento del acuerdo de cooperación económica internacional firmado en Louvre entre los siete países más poderosos del mundo, hacía apenas unos meses. El acuerdo buscaba estabilizar el valor del dólar, mediante el compromiso de Estados Unidos de reducir su déficit presupuestal y de Alemania y Japón de reducir sus tasas internas de interés para reactivar sus economías.

Este antecedente sumado al enorme déficit fiscal de Estados Unidos, considerado como el factor económico más importante que motivó la crisis, desencadenaron la caída de los precios de los valores en las Bolsas del mundo. Esta nación tradicionalmene ha sido incapaz de financiar su enorme déficit con recursos de ahorro interno, por lo cual siempre ha atraído enormes capitales extranjeros para apalancar su crecimiento económico.

Una devaluación del dólar beneficiaría las exportaciones, pero requería un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, para mantener los capitales extranjeros. Los inversionistas consideraron esto como una antesala que desataría una recesión con su consiguiente reducción en la inversión y el consumo. Además se presentaría un desplazamiento de recursos de las inversiones en acciones hacia el mercado de certificados a término y de bonos.

Ante esta perspectiva los inversionistas empezaron a vender acciones, pero la psicosis general se convirtió en una bola de nieve cuando los complejos programas de computador para operaciones a futuros empezaron a dar ordenes de venta ante la caída de los precios más allá del índice de futuros de acciones.

La pérdida acumulada por los inversionistas de las tres bolsas de valores más importantes del mundo, esto es New York, Londres y Tokio, superó los 700,000 millones de dólares, cifra superior a la deuda externa latinoamericana en ese momento. Estas pérdidas no fueron totalmente efectivas, toda vez que muchos de los grandes inversionistas que se vieron afectados por esa crisis eran inversionistas institucionales, que no salieron a vender acciones sino que las conservaron en sus portafolios.

La influencia del colapso inicial de la Bolsa de New York fue inmediata en los demás mercados, incluidas las bolsas latinoamericana. En Colombia no obstante, los Indice de Precios de Acciones que venía registrando una tendencia al alza, continuaron con igual comportamiento como reflejo de la alta demanda registrada por acciones. Debe recordarse que hasta ese momento no se había dado la apertura económica en nuestro país y que aún predominaba el sistema de cambios conocido como Crowling Peg o devaluación gota a gota, donde el Banco de la República establecía diariamente el valor oficial de la divisa norteamericana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.