UNA NUEVA CHECHENIA

UNA NUEVA CHECHENIA

El fantasma de la guerra de Chechenia, una pesadilla que le costó al Kremlin 100.000 hombres y la pérdida hasta la fecha- de esa república rusa del Cáucaso a manos de una guerrilla islamista, ha resucitado y tiene hoy muy asustados al pueblo y a la dirigencia de Rusia, que no quieren un nuevo y sangriento Trafalgar, pero tampoco sentar un precedente que podría alentar una ola separatista de impredecibles consecuencias para la Federación. (VER MAPA INFOGRAFIA: EL CONFLICTO EN DAGUESTAN)

17 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

La sureña provincia de Daguestán es escenario desde hace diez días de la más importante rebelión armada contra Moscú desde la guerra de Chechenia (1994-1996) y por producirse en medio de la conflictiva región del Cáucaso, la situación es vista dentro y fuera de Rusia como una peligrosa mecha encendida en medio de un gran polvorín.

Tal como ocurrió cinco años atrás en la hoy república de facto de Chechenia cuando la población presa del descontento con el gobierno de Moscú decidió seguir a la guerrilla islámica, empuñar las armas y exigir por su independencia varios distritos de la empobrecida Daguestán, víctimas de la crisis económica, agobiados por un alto índice de desempleo y liderados por la corriente fundamentalista de Wahabitas (ver gráfico) decidieron desconocer al gobierno de Boris Yeltsin y declararse en yihad (guerra santa) hasta conseguir su independencia.

Las causas El movimiento secesionista es liderado por Shamil Basayev, el mismo comandante rebelde que condujo a la victoria a los separatistas chechenos y ante quien Moscú debió agachar la cabeza, al permitirle dejar en suspenso el estatuto de pertenencia de la provincia a Rusia, hasta el 31 de diciembre del año 2001, para así evitar un mayor derramamiento de sangre.

Moscú denuncia el hecho como afán expansionista de Chechenia. Mientras que los rebeldes defienden su derecho a liberarse de un país que, según ellos, los ha abandonado a su suerte.

En opinión del profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Javeriana, Yuri Gorbaneff, la penetración islámica, la multiplicidad de etnias (más de 32 en 50.000 kilómetros cuadrados), la influencia chechena pero sobre todo la desesperación -el 85 por ciento de la riqueza de Daguestán está concentrada en las manos de 200 familias- convierten a esta región en un caldo de cultivo propicio para que conflictos como estos afloren con facilidad .

Adicionalmente, las culturas autóctonas de estas repúblicas fueron duramente reprimidas durante el régimen soviético, situación que dio paso al surgimiento de fuertes odios étnicos que han ido surgiendo con el tiempo y que tienen mucho que ver con guerras como la de Chechenia, y la de Daguestán en estos días, asegura Gorbaneff.

Punto estratégico El asunto es delicado porque existe el peligro de un debilitamiento de la influencia de Rusia en las ex repúblicas soviéticas del Cáucaso y un efecto dominó en las que aún permanecen bajo su control como consecuencia de la creciente expansión del islamismo en la región.

A ello se suma el hecho de que Daguestán, que tiene el tamaño de Chocó, es considerado un lugar estratégico para el Kremlin. Primero porque su topografía montañosa le permite controlar una eventual amenaza externa proveniente de Turquía (aliado incondicional de Occidente). Segundo, por su costa sobre el mar Caspio, rica en petróleo y gas natural. Un factor que adquiere una gran importancia para los países musulmanes fundamentalistas que apoyan la yihad y la separación de Chechenia de Rusia , según Anneta Ikomonova, de la Facultad de Relaciones Internacionales Universidad Externado.

Para completar, los separatistas de Daguestán amenazan con arruinar los planes de Rusia de convertirse en el principal circuito de transporte del petróleo azerbaiyano, dado que esta ruta pasa por Daguestán.

Un batalla nada fácil Por todas estas razones el nuevo primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha ordenado una vasta ofensiva en que Rusia, según ha dicho, atacará las bases de los islamistas sin importar los lugares donde se encuentren Esta clara alusión a Chechenia ha puesto en máxima alerta a las tropas de esa república, con lo que la posibilidad de un conflicto a gran escala es alta.

El pasado viernes las tropas de la federación iniciaron una fuerte ofensiva contra los rebeldes separatistas que hasta el momento deja un saldo de 16 soldados rusos muertos y 50 heridos, y al menos 600 guerilleros muertos y 300 heridos, según el Ministerio del Interior de Daguestán.

Este balance preliminar y la superioridad de la maquinaria militar rusa harían prever un triunfo fácil de los hombres del Kremlin, pero varios oficiales de las unidades especiales de la policía de Daguestán han reconocido que las agrestes condiciones del terreno y las estratégicas posiciones que los rebeldes han alcanzado dificultarán su labor, y que la victoria se alcanzará no sin que antes: se derrame mucha sangre. Por eso el fantasma de Chechenia asusta de nuevo a Rusia.

El héroe checheno Shamil Basayev, el hoy comandante todopoderoso de los islamitas de Daguestán es el mismo que tres años atrás lideró a los rebeldes de la vecina república de Chechenia en un sangriento enfrentamiento con las tropas rusas, hasta conseguir su propósito de alcanzar un gobierno semiautónomo de la provincia hasta el 31 de diciembre del año 2001 cuando deberá definirse su status.

Esa hazaña lo convirtió en héroe. Después de la guerra fue elegido primer ministro de Chechenia pero dimitió a su cargo en protesta por la prudencia del presidente Aslán Masjádov en sus relaciones con Moscú por la lentitud en el establecimiento de la ley islámica.

A sus 34 años, este joven barbado es considerado por el gobierno de Moscú como el terrorista número uno de Rusia por eso sobre él pesa una orden de captura que debe hacerse efectiva.

Rusas EL PRIMER ministro ruso, Vladimir Putin, fue ratificado por la Duma (parlamento ruso). Los diputados votaron a favor de la investidura del Primer ministro Vladimir Putin por 233 votos a favor, 84 en contra y 17 abstenciones.

EL MILLONARIO de origen saudí, Osama Ben Laden, fue acusado ayer por el departamento de relaciones exteriores de Rusia como responsable del financiamiento de los rebeldes islámicos que combaten en Daguestán.

EL PRESIDENTE Boris Yeltsin prometió rígidas medidas contra los militantes, pero dijo que no impondrá, por ahora, el estado de emergencia .

CAZAS rusos Su-25 y helicópteros atacaron ayer varias aldeas montañosas daguestaníes. Las columnas de humo eran visibles desde Botlij, población en la que están asentadas los soldados rusos de avanzada.

EL EXODO de daguestaníes se ha incrementado con el paso de los días mientras continúan los combates. El servicio ruso de se incrementa el éxodo migraciones asegura que el número de desplazados asciende a un millar de personas.

EL DISPOSITIVO de las fuerzas federales rusas en Daguestán es reforzado cada día, según fuentes del ministerio de Defensa y del Interior, varias unidades de paracaidistas, 600 hombres de tropas especiales y decenas de tanques, partieron en las últimas horas hacia el distrito de Botlij.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.