EL BALLET TIENE FUTURO

EL BALLET TIENE FUTURO

Al finalizar el año, las alumnas de la Academia de Ballet Anna Pavlova suben al escenario del Teatro Colón para presentar un amplio y variado repertorio del ballet clásico. El espectáculo, en consecuencia, no podrá ser juzgado como una expresión profesional, pero sin duda deja ver allí el grado de profesionalismo de la escuela. A partir de la presentación de las niñas más pequeñas, de 4 a 6 años, al comienzo del espectáculo Festival de los muñecos de Strauss, Invitación a la danza de Weber, pasando por las de mediana edad, de 8 a 12 años, para culminar con la mayores, de 12 a 15 años, Mozart, Grand pas de deux Don Quijote de Milkus, El corsario de Drigo la función tiene, a parte de su valor artístico implícito, un obvio sentido pedagógico, en dos sentidos:

13 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Por un lado, el que resulta de la experiencia de llevar al escenario las enseñanzas recibidas por las alumnas con el sentido de expresividad, técnica y confrontación demostrativa ante un público. Por otra parte, resulta pedagógico, o instructivo, apreciar en aquella función la escala ascendente por la que los directores de la academia, Ana Consuelo Gómez y Jaime Díaz, conducen a sus alumnos, desde los primeros pasos y movimientos, hasta el grado de excelencia y profesionalismo que en estas funciones se consolida.

Entre sus principales alumnos, como prueba del nivel de calidad de la escuela, figuran nombres que ya han transpasado las fronteras de lo puramente escolar: Felipe Díaz, María José Perry y Sonia Marcela Durán.

Ellos han llegado allí gracias a su propio talento. Pero, sin duda, la conducción, las enseñanzas, las técnicas del oficio de los directores están allí presentes.

La creatividad de Gómez y Díaz, para fomentar la danza entre sus alumnos, y el gusto por la danza entre el público, es una consecuencia lógica de su experiencia: proviene de un largo camino recorrido, como danzarines y coreógrafos ellos mismos; de mística, conocimiento y un talento raro para la expresión y liberación de las fuerzas interiores que impulsan al hombre a la danza.

El ballet clásico con su orden y movimiento geométrico, con sus tiempos y espacios definidos, sirve como pocas otras expresiones a la educación estética. Las alumnas encuentran allí un gran estímulo para la creatividad. Y con ella aumentan su sensibilidad hacia las artes, desarrollan un gusto particular por la música, adiestran el cuerpo para su armónico movimiento. Sin estas cualidades difícilmente el espectáculo del Teatro Colón se hubiera podido mantener dentro de una bella composición, creatividad y consistencia, como lo hicieron las alumnas de la Academia Anna Pavlova.

Dejando a sus espaldas el año académico, el camino que se ofrece a las alumnas, que van llegando a un grado de profesionalismo evidente, es completamente incierto. Se abre un abismo entre el mundo académico, lleno de promesas y talento, y la futura vida profesional.

Si el Estado no es capaz de asumir las responsabilidades relacionadas con la creación de una compañía colombiana de ballet clásico, y si se quiere proyectar el nivel alcanzado en las escuelas sobre la práctica misma del arte, la empresa privada será siempre un recurso necesario, ya que ella no puede ignorar que la oferta cultural de una ciudad, o un país, conviene a la marcha general de la vida.

Cualquier elogio a la actividad de Gómez se convierte, en su mirada, en un sentimiento de nostalgia. Nostalgia por una vida profesional plena, pujante, creativa, dinámica. Pero allí también brilla una luz de esperanza. Esa que la ha llevado a trabajar por encontrar el momento en que se convierta en una realidad el ideal que ella se ha forjado: imponer en el país el ballet clásico como una manifestación seria e importante en las aspiraciones artísticas de la sociedad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.