ENRIQUECER EL DEBATE

ENRIQUECER EL DEBATE

El señor Ministro de Hacienda tiene graves y tensionantes preocupaciones en estos momentos en que la economía colombiana atraviesa la peor situación desde la depresión de los años 30. Por ello es comprensible el dolor de cabeza que le produjo nuestra publicación de la ponencia del magistrado Fabio Morón en la que exponía valioso y contundentes argumentos en contra de le exequibilidad de la emergencia económica declarada por el gobierno. Así pues es natural que nos critique por no facilitar el manejo de los delicados asuntos que la cartera bajo su cargo tiene la responsabilidad de solucionar en esta aguda crisis.

03 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Sin embargo, con todo respeto y aprecio por quien consideramos un valioso servidor público, queremos recordarle al Ministro la esencia de nuestro oficio periodístico. Dentro de un marco legal y ético al cual han estado sometidas todas y cada una de las informaciones publicadas en nuestro diario, y sin haber puesto jamás en peligro ni la vida ni la honra ni la dignidad de nadie, tenemos la obligación de dar a conocer lo que a nuestro juicio consideramos de valor para nuestros lectores y para la sociedad en general.

El contenido de la ponencia de Morón es muy valioso. El documento está lleno de opiniones, análisis, tesis que si bien son controvertibles, enriquecen el debate sobre la gestión económica ajustada a la Constitución Nacional. Hemos leído varias veces y con cuidado el material publicado y nos alegramos de haberlo puesto en conocimiento de la opinión pública porque nos parece saludable y conveniente que se discutan abiertamente temas y decisiones el bienestar de todos los colombianos.

Es que en nuestro país debemos acostumbrarnos a controvertir públicamente sin que ello implique confrontación destructiva. Una mayor ilustración sobre los aspectos cuestionables, sobre los inconvenientes , sobre los riesgos y consecuencias de asuntos cruciales como la emergencia económica nos parece democrático y constructivo.

Que existan puntos de vista diversos entre los magistrados es apenas natural; precisamente de lo que se trata es de tener pensamientos diferentes que se nutran entre si para llegar a una decisión final - por votación - que todos debemos acatar. Pero conocer esas divergencias no hace daño. Por el contrario , creemos firmemente que así se eleva el nivel de la discusión y , lo más importante ( como sucedió en este caso), se mejora la calidad de una

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.