SIN FÓRMULAS PARA GENERAR EMPLEO

SIN FÓRMULAS PARA GENERAR EMPLEO

Qué está haciendo el gobierno para combatir el creciente desempleo? Esta es una pregunta que sin duda alguna se hacen frecuentemente el más de un millón de desempleados que hay actualmente en el país.

18 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Y es que la preocupante situación de la economía, con los cierres diarios de empresas y los despidos colectivos, hace pensar que este problema tiende a aumentar y que el gobierno, hasta el momento, no ha hecho mayores esfuerzos por controlar este mal.

A propósito y para salirle al paso a las críticas sobre la ausencia de una política de empleo, el ministro de Trabajo hizo una exposición reciente en el Congreso de la República.

Sin embargo, el común de la gente queda convencida de que no hay fórmulas mágicas y que las medidas de choque que se plantean aún no son más que ideas en las páginas del Plan de Desarrollo.

A juicio del ministro de Trabajo, Hernando Yepes Arcila, las fórmulas para combatir la desocupación están planteadas claramente en el Plan de Desarrollo.

Al respecto afirma que el gobierno busca priorizar dentro del plan de inversiones aquellos sectores estratégicos para el desarrollo e intensivos en el empleo, como la infraestructura vial y muy especialmente el sector de la construcción, que no sólo genera empleo directo, sino que jalona el de 48 subsectores del resto de la economía.

Así mismo, agrega que para contribuir a atenuar el desempleo es indispensable el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas y del Sena, como instituto de formación, para que realmente supla las necesidades de capacitación que tiene el sector productivo.

Aunque estas propuestas, no se ven materializadas en proyectos de ley o iniciativas concretas, es sabido que el gobierno está preparando una Ley de Empleo.

Esta será presentada al Congreso en la próxima legislatura, a través de un proyecto de ley, cuyo carácter es temporal y en el que se esperan cambios fuertes en materia de flexibilización de las normas de contratación.

Esto es precisamente lo que los empresarios venían solicitando como un requerimiento fundamental para poder recuperar parte de los puestos de trabajo perdidos. Sin embargo, para los trabajadores, agrupados en las organizaciones sindicales, medidas de este tipo atentan contra las condiciones del empleo y solamente contribuirán a afectar aún más los deteriorados ingresos de las familias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.