UN SENCILLO HOMENAJE

UN SENCILLO HOMENAJE

En la columna de hoy voy a salirme de los parámetros previamente definidos, del management, los negocios y el marketing, para rendir un sencillo homenaje a una mujer, con la cual me une la fecha de cumpleaños y una total devoción.

18 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Todo esto comienza, hace dos años con exactitud, cuando tomaba mi carro en alquiler, revisaba los mapas de carretera y me disponía a tomar la autopista que une a la bella ciudad de Barcelona con Madrid en España. La verdad es que había pasado formidable en la ciudad de las Ramblas, tratando de hablar en catalán, degustando en restaurantes cerca al puerto y en especial agradecido, a que esta espectacular ciudad se hallaba, doblemente engalanada por el matrimonio de la Infanta Cristina con el deportista Iñaki Urdangarin.

Al abandonar Barcelona y dirigirme a Madrid, decidí por intuición o simplemente, porque el destino lo determinó así, hacer una parada en Zaragoza, (nunca estuvo en mis planes originales).

Luego de unas horas de camino llegué al paseo de Echegaray, cerca al río Ebro y me encamine a la catedral basílica de Nuestra Señora del Pilar, la fecha el 12 de octubre de 1997, la basílica monumentalmente bella, se encontraba de fiesta, pues se celebraba, la fiesta de la Virgen del Pilar, una tradición de muchos siglos, que afirma la aparición de la Virgen María sobre un pilar, al apóstol Santiago, cuando este se hallaba en Zaragoza.

La Virgen del Pilar se ha convertido desde ese momento para mí, en un símbolo de la cooperación humana, por ello pienso que sin importar el tipo de labor que se esté desempeñando hoy en día, es importante no caer en la trampa del egoísmo, las personas deben proyectarse más allá de la codicia personal.

Cuenta una vieja historia, que un día muy lluvioso, un riachuelo que iba creciendo arrastró consigo a una hormiga, afortunadamente una paloma que volaba por allí se dio cuenta de su apuro y compadecida de la hormiga, arrojó una hoja a la corriente, para que se trepara en ella, de manera que pudo salvarse.

En otra ocasión la paloma dormitaba sobre la rama de un árbol cuando un cazador se aproximó y se dispuso a dispararle, la hormiga se encontraba allí cerca y vio lo que sucedía, decidió entonces morderle el pie al cazador, quien dando un grito de dolor dejo caer su rifle, lo que despertó a la paloma, que emprendió inmediatamente su vuelo. La hormiga simplemente había devuelto el favor.

No existe una persona que no necesite ayuda de cualquier tipo en algún momento, como tampoco existe una persona tan inútil que no pueda ayudar a otra. Todos dependemos de todos y todos necesitamos de todos, por ello es tan importante el cultivar las relaciones humanas y el trabajo en equipo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.