INVIERNO SE LLEVÓ MIL HECTÁREAS

INVIERNO SE LLEVÓ MIL HECTÁREAS

Las lluvias en el Atlántico se han llevado mil hectáreas de tierras cultivadas y ha dejado a 3 mil familias afectadas. Así lo señala el gobernador del Atlántico, Rodolfo Espinosa Meola, en un informe que le envía a los representantes y senadores.

13 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En el documento, Espinosa Meola se refiere a la situación crítica del distrito de drenaje del sur del Atlántico y señala que se requieren por lo menos 3 mil millones de pesos para adelantar una serie de obras de prevención.

En el informe se advierte que el alto nivel del río Magdalena y del Canal del Dique ocasiona que los niveles freáticos del mismo se suban en algunos casos hasta la superficie, motivando que las lluvias provoquen mayor escorrentía al encontrarse los suelos saturados.

Las obras urgentes son: construir obras civiles e instalar equipo de bombeo adecuado para poner en funcionamiento la estación de bombeo Caño Arenas, aumentar la capacidad de bombeo de la Estación de Boquitas, darle a los canales de drenaje su capacidad hidráulica de evacuación de aguas mediante obras de dragado, adecuar y reparar las estructuras de regulación, y construir las que sean necesarias para aumentar la capacidad de evacuación de las aguas.

El secretario de Obras Públicas del Departamento, Juan Pablo Deik, informó que las vías también se han deteriorado por el invierno e identificó 14 puntos críticos. La esperanza radica en el proyecto de concesión vial, cuyo contrato fue firmado esta semana.

Nosotros no tenemos plata para atender todas las necesidades viales y hay carreteras que no fueron incluidas en la concesión, por lo que le solicitamos a los alcaldes que las rehabiliten haciendo uso de la sobretasa a la gasolina, que son recursos frescos y que no están comprometidos , dijo el funcionario.

Las vías críticas son Manatí-Carreto, Sabanalarga-Manatí y Santa Verónica-Juan de Acosta. La vía Tubará-El Vaivén tiene tres puntos críticos y Palmar de Varela-Hibácharo.

Pero no sólo el gobernador y los parlamentarios analizan los daños dejados por el invierno. Ayer también lo hizo la Asamblea Departamental. En una sesión formal y luego de escuchar a los alcaldes del sur del Atlántico y funcionarios de entes descentralizados del orden nacional y departamental, la conclusión a que llegaron los diputados es que no hay recursos para atender las emergencias y menos para obras de prevención.

Los diputados aprobaron crear una comisión interinsititucional conformada por los funcionarios y alcaldes mencionados con la veeduría de campesinos y la Asamblea para presionar al Gobierno Nacional a girar recursos para acometer obras de prevención. También se acordó sesionar de manera informal hoy en Manatí, uno de los municipios más afectados por el invierno.

FOTO: Carlos Capella /TIEMPO CARIBE.

Las pérdidas por el inviernosson incalculables en el Atlántico. Los habitantes de la población de San Juan de Tocagua sufren en cada aguacero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.