SENADO RECHAZÓ MÁS DIPLOMACIA

SENADO RECHAZÓ MÁS DIPLOMACIA

En una victoria para el presidente George Bush, el Senado, por una escasa mayoría de 53 a 47, rechazó una iniciativa demócrata que requería darle más tiempo a las sanciones económicas. En los últimos días, la Casa Blanca emprendió un intenso labor de lobbying con senadores influyentes que dio frutos ayer.

13 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Por su parte, la Cámara de Representantes ratificó ayer por votación el rol constitucional del Congreso en declarar la guerra. La ratificación fue sancionada por 302 votos contra 131. Pero no está previsto que el Senado vote sobre lo mismo. Para que tenga peso legal, es necesaria la aprobación de ambas cámaras del Congreso.

La primera resolución adoptada por la Cámara estaba destinada únicamente a eafirmar las prerrogativas constitucionales del Congreso en el permanente debate existente en Estados Unidos sobre quien tiene el derecho a declarar la guerra, el legislativo o el ejecutivo.

Esta resolución, sinembargo, no hace mención alguna de la crisis del Golfo aunque evidentes fueron los discursos pronunciados sobre el tema de Irak.

La Cámara también votará sobre la resolución rechazada por el Senado pero se espera un resultado similar. Tanto el Senado como la Cámara se pronunciarán sobre una iniciativa similar a la adoptada por las Naciones Unidas que autoriza el uso de cualquier medio para desalojar a Irak de Kuwait. Se prevé una reñida votación en ambos órganos legislativos, que en últimas favorecerá al Presidente Bush.

La guerra no promete soluciones limpias , dijo el representante demócrata Lee Hamilton, quien argumentó que se debe aplazar la acción militar hasta que se pueda comprobar el efecto de las sanciones económicas sobre la economía de Irak.

Pero el senador neoyorquino republicano Alfonse D Amato, y otros colegas, dijeron que un mayor retraso serviría muy poco para persuadir a Irak de que devuelva el territorio conquistado. Saddam Hussein es un ganador si el Congreso rechaza la autorización a Bush , dijo.

Muchos de los discursos parecían más dirigidos al público que a convencer a sus colegas, y presentaron historias de votantes asustados por las perspectivas de una guerra.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Robert Dole, hoy al resto de sus homólogos que tuvieran muy en cuenta los informes de la Agencia Central Información (CIA), cuyo director William Webster aseguró el jueves que las sanciones comerciales internacionales contra Irak no obligaran a su Saddam Hussein a retirarse de Kuwait.

Con un voto a favor de autorizar la guerra, aumentamos las posibilidades de paz , dijo el senador Bennett Johnston de Louisiana, uno de los demócratas que han anunciado su apoyo al presidente.

En la Cámara de Representantes el demócrata James Traficant de Ohio se mostró contrario a autorizar el uso de la fuerza contra Irak, argumentando que en caso de guerra van a morir miles de estadounidenses.

Por otro lado, el gobierno estadounidense ordenó a Irak que retire a la mayoría de sus diplomáticos en Washington antes del martes para impedir que organicen acciones terroristas.

El embajador de Irak en Estados Unidos Mohammed Al Mashat ha sido convocado por el departamento de Estado para transmitirle la nota en la que se insta a Irak a que reduzca a cuatro personas el personal de su embajada. El departamento de Estado puntualizó, no obstante, que Estados Unidos no rompe sus relaciones diplomáticas con Irak.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.