AHORA, IRAK TIENE LA PALABRA

AHORA, IRAK TIENE LA PALABRA

El presidente estadounidense, George Bush, dijo ayer que los resultados votación en el Congreso para autorizar el uso de la fuerza en el Golfo Pérsico demuestran inequívocamente la decisión de Estados Unidos de obligar a Irak a retirarse completamente de Kuwait. No debe haber ningún malentendido , dijo Bush poco después de que el Senado y la Cámara de Representantes le otorgaron la autoridad de librar una guerra en el Oriente medio.

13 de enero 1991 , 12:00 a. m.

El objetivo de todos es la paz. Y las plegarias de todos son para que haya paz. Pero, ahora, le toca decidir a Irak . Bush dijo que la votación en el Congreso da mayores probabilidades a la paz y que no considera que la guerra vaya a ser inevitable.

Pero no puedo decirles qué haré en la medianoche del 15 , dijo el Presidente.

Si Saddam comenzara a hacer ahora lo que debía haber hecho meses atrás, es evidente que ello tendría un efecto positivo , dijo Bush en alusión a una retirada iraquí de Kuwait.

También observó que no hay tiempo ya para que Irak cumpla con otras resoluciones de las Naciones Unidas, que disponen por ejemplo el pago de indemnizaciones a Kuwait.

Bush interrumpió su descanso del fin de semana en Camp David para regresar a la Casa Blanca, momentos después de conocerse la votación final del Congreso que le concedió la autoridad necesaria para ir a la guerra.

Entretanto, el secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, llegó ayer a Bagdad para dialogar con el presidente iraquí y hacer un último esfuerzo para evitar la guerra, a esacasos dos días del ultimátum de la ONU.

Pérez de Cuéllar fue recibido en el aeropuerto por el ministro de Relaciones Exteriores iraquí, Tariq Aziz. Llegaba de Amman, donde se entrevistó dos veces con el rey Hussein de Jordania.

El máximo responsable de la ONU no especificó las propuestas que va a presentar a Saddam, pero añadió que estoy autorizado a decir que mi misión y mi mensaje aquí es el de la paz .

Las esperanzas de una solución diplomática se concentraron en la misión de Pérez de Cuéllar, luego del fracaso de las conversaciones directas entre norteamericanos e iraquíes efectuadas el miércoles en Ginebra. Saddam, por su parte, decidió recibirlo un día después de su llegada a Bagdad.

Antes de abandonar Amman Pérez de Cuéllar dijo a la prensa: Voy a Bagdad de buena fe, y espero poder expresarle al presidente de Irak, a las demás autoridades y al pueblo iraquí qué deseosa está la opinión pública internacional, qué deseosos están todos los pueblos del mundo de que mi visita sea una misión útil en el sentido de la paz .

Pérez de Cuéllar mantuvo dos reuniones con el soberano de Jordania, uno de los pocos dirigentes árabes que aún mantiene relaciones normales con el Presidente de Irak.

El rey Hussein, quien también guarda estrechos lazos con Occidente, ha tratado de actuar como mediador en la crisis.

Pérez de Cuéllar negó en Amman, al llegar el viernes desde Ginebra, estar en posesión de un plan de paz específico, pero admitió que podría proponer el envío de una fuerza de paz de las Naciones Unidas para sustituir a los ejércitos extranjeros acantonados en la zona del Golfo, si Irak aceptara retirarse de Kuwait.

Los miembros del Consejo Nacional Iraquí (parlamento) fueron convocados para una reunión extraordinaria mañana por la mañana, anunció la agencia iraquí INA. La agencia no precisó la razón de la convocatoria de esta reunión, la cual se celebrará la víspera de la fecha límite fijada por la ONU.

Ayer el Gobierno de Estados Unidos ordenó a Irak que retire a la mayoría de sus diplomáticos en Washington, antes del martes, para impedir que organicen acciones terroristas.

El embajador de Irak Mohammed Al Mashat ha sido convocado por el Departamento de Estado para transmitirle la nota en la que se insta a que reduzca a cuatro personas el personal de su embajada. Sin embargo, el Departamento de Estado aclaró que Estados Unidos no rompe sus relaciones diplomáticas con Irak.

Mientras tanto, crece la ansiedad en Arabia Saudita por conocer el desenlace de la crisis en el Golfo Pérsico. La población ha empezado a mentalizarse en silencio sobre la posibilidad real de un conflicto bélico de consecuencias imprevisibles para el mundo entero.

La palabra guerra aparece con mucha frecuencia en las páginas de los diarios locales, aunque son patentes los deseos de paz y no se descarta que un milagro de última hora evite el desastre.

La prensa local sigue publicando diariamente consejos prácticos de protección civil sobre el uso de máscaras antigás y recomienda a los cabezas de familia disponer de una habitación refugio en sus hogares y seguir los boletines de radio y televisión, en caso de que estalle el conflicto armado, para recibir instrucciones.

El secretario de Estado estadounidense, James Baker, reiteró ayer a Bagdad que se agota el tiempo para que se retire de Kuwait y rechazó cualquier condicionamiento entre la evacuación y una convocatoria a conferencia de paz para el Oriente Medio.

Todos estamos pendientes del plazo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estableció para la medianoche del 15 de enero. Este es un plazo real. Se trata de algo serio , dijo, luego de su encuentro con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Ayer también estuvo en Damasco dialogando con el presidente sirio, Hafez Assad, y para hoy tiene previsto viajar a Turquía con el fin de reunirse con el presidente Turgut Ozal.

En El Cairo dijo que Estados Unidos sostiene desde hace tiempo que una conferencia internacional para discutir el problema árabe-israelí puede resultar útil en su momento, siempre que esté debidamente estructurada. Pero es evidente que ahora no es oportuna, porque sería un condicionamiento al tema iraquí-kuwaití .

En la práctica significaría una recompensa al agresor y a su agresión. No contribuiría a estabilizar las cosas en Oriente Medio .

El presidente sirio, Hafez el Asaad, lanzó ayer un llamado al presidente iraquí, Saddam Hussein, para que se retire de Kuwait, pero anunció que si Irak es atacado después de su retiro de Kuwait, Siria se pondrá a su lado con todas sus capacidades materiales y morales y combatirá con él con fuerza .

Pidió a Saddam colocar el interés de la Nación árabe por encima de toda otra consideración y responderle pese a las diferencias y a las relaciones inamistosas que oponen a los dos países.

Que el retiro de Kuwait sea el preludio a una nueva atmósfera donde los peligros serios quedarán disipados y donde nosotros nos mantendremos, lado a lado, frente a quien amenace nuestro suelo, nuestra dignidad y nuestro destino , añadió.

Por último, los organismos humanitarios internacionales, con sede en Ginebra, anunciaron que se preparan para ofrecer asistencia a heridos y refugiados en caso de una eventual guerra. Gabriel de Montmollin, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), informó que este organismo ha decidido activar dos grupos móviles de intervención y que dispone del material y los medicamentos necesarios para construir un campo capaz de asistir a treinta mil heridos.

Agregó que el CICR organiza la adopción de un amplio abanico de medidas en colaboración con las sociedades nacionales de la Cruz Roja. El CICR sólo prestará su ayuda cuando los propios gobiernos carezcan de la asistencia para heridos, refugiados y otras personas afectadas por el conflicto, dijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.