ALVARO HARKER MANRIQUE:

ALVARO HARKER MANRIQUE:

10 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Qué difícil es aceptar la partida de un ser querido. Nunca se está preparado para vivir esta situación. Su esposa y sus hijos lo extrañamos mucho. El fue un excelente esposo y padre, adorado con sus nietos, siempre estuvo pendiente del bienestar de todos.

El mono Harker, como lo llamaban sus amigos, nos ha dejado muchas cosas. Nos enseñó a ser personas de bien, honestas, trabajadoras y siempre rectas en sus actuaciones, sinceras, que expresemos lo que sentimos respetando siempre a los demás. Toda la vida trabajó y luchó por sacar adelante a su familia, y lo logró con creces.

Hoy aceptamos la voluntad de Dios de haberlo llamado a su lado y con fe y resignación seguiremos en la lucha cotidiana de la vida, seguros de que con todo lo que nos inculcó saldremos adelante en este momento tan difícil.

Siempre estará en nuestra mente su imagen de hombre jovial, el mejor consejero y el mejor amigo, detallista como ninguno y un caballero a carta cabal.

Algún día estaremos nuevamente a tu lado y esta dura prueba que hoy vivimos la sabremos sobrellevar con la fe en Dios y sobre todo con la unión familiar que siempre nos pregonaste.

F.H.D.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.