ASÍ SALIERON LOS CAFETEROS DEL BANCAFÉ

ASÍ SALIERON LOS CAFETEROS DEL BANCAFÉ

La reunión de la junta directiva del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín) realizada el pasado miércoles 18 de agosto fue una de las más trascendentales de las tantas que se han efectuado en los últimos meses en ese organismo.

04 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Desde las cuatro de la tarde, y hasta la media noche, se estuvo discutiendo la manera como se salvaría a una de las entidades bancarias insignias del sistema financiero colombiano: Bancafé, antiguo Banco Cafetero.

A la junta del Fogafín, encabezada por el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo y el director del Fondo, Jorge Castellanos Rueda, asistió como invitado especial el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Jorge Cárdenas Gutiérrez.

Sobre el papel, los cafeteros tenían como aliado al ministro de Hacienda, que hace varios varios años había ocupado la gerencia comercial de la Federación. El hueso duro de roer era Jorge Castellanos, formado en las grandes lides de los fríos financistas de Nueva York.

La reunión fue extenuante. Se miraban cifras, se analizaban balances, se hablaba de la crisis cafetera. Jorge Castellanos respaldado por su grupo de asesores expuso la visión que el Fogafín tenía sobre Bancafé y que no era alentadora.

Los balances hablaban por sí solos. El Banco registraba pérdidas, a julio, por 154.000 millones de pesos, la calidad de su cartera de créditos era alarmante, el nivel de provisiones no era el adecuado...

La posición del director del Fogafín era radical: Bancafé necesitaba una profunda cirugía y los cafeteros tenían que hacer el mayor esfuerzo de su historia para seguir en la entidad. De lo contrario serían relegados a un segundo plano.

El gerente de la Federacafé dijo que el gremio tenía la esperanza de mantener el control del Banco, pero reconoció que la situación financiera del sector era la peor en toda su historia. Le recordó a la junta de Fogafín que, en abril pasado, los cafeteros habían capitalizado la entidad en 190.000 millones de pesos, lo que les daba derecho a mantener presencia en la institución bancaria Sin embargo, muy en el fondo de su corazón sabían que algún día saldrían de él. El consultor bancario español, Aristóbulo de Juan les había recomendado a los cafeteros en 1998 salir lo más pronto posible de su entidad financiera.

Aún así, Cárdenas insistía en la idea de los caficultores de continuar con el Banco. Finalmente la junta directiva del Fogafín llegó a un acuerdo: los cafeteros cederían terreno en la participación accionaria de Bancafé y Fogafín entraría a controlar el 50 por ciento de la entidad bancaria.

Para ello se hacía necesaria la capitalización del banco en 520.000 millones de pesos, de los cuales 160.000 millones corresponderían a un crédito del Fogafín a los cafeteros.

Surgen las dudas Al día siguiente de la junta de Fogafín se reunió de manera extraordinaria la asamblea de accionistas de Bancafé y se les notificó a los asistentes sobre la decisión adoptada la noche anterior.

La asamblea designó a Leonor Montoya, nueva presidenta del banco en remplazo de Gilberto Gómez Arango quien había renunciado días atrás. Se aprobó también el cambió la junta directiva del Banco a la que entraba ahora el Fogafín como accionista en igualdad de condiciones con los cafeteros y como acreedor.

Al término de la asamblea los asistentes parecían satisfechos con los anuncios, pero en el ambiente quedó flotando la duda de que los cafeteros ya no tenían poder alguno en Bancafé.

Sus sospechas comenzarían a confirmarse pocos días después. Al Fondo de Garantías no le cuadraban las cuentas del banco y comenzó a poner nuevas exigencias sobre provisiones de cartera y manejo del tema pensional, que son los mayores lastres de la entidad financiera.

El Fogafín endureció su posición, exigiéndoles a los cafeteros más recursos de capitalización pero estos expresaron la imposibilidad del Fondo Nacional Café para responder por las nuevas exigencias. Sus argumentos eran respaldados por la caída de los precios internacionales del café que estaban a punto de ubicarse por debajo del dólar la libra, en el mercado de Nueva York.

Bajo esas circunstancias, el negocio inicial de una participación accionaria equitativa de 50-50 del Fogafín y los cafeteros en el Banco comenzó a desmontarse. La relación ya iba 80-20 a favor del Fogafín.

Fue allí cuando la presidenta designada, Leonor Montoya, expresó su inconformismo con la negociación y dejó en libertad al Gobierno para designar otro presidente para Bancafé.

Entre tanto, las negociaciones entre cafeteros y Fogafín seguían su curso y cada vez era menor la participación de los primeros en la propiedad del Banco.

Finalmente, se acordó que el Fogafín capitalizaría a la entidad en 885.000 millones de pesos y que los cafeteros suscribirían bonos convertibles en acciones por 100.000 millones de pesos. Así, Fogafín asumiría el control total de Bancafé.

Como un gesto de reconocimiento a los cafeteros, el Gobierno les permitió tener un miembro en la junta directiva del Banco.

Sin embargo, con la próxima privatización de la entidad, los cafeteros saldrán definitivamente del tesoro más cuidado durante los últimos 46 años.

BREVES - Desde 1998 un consultor español les había aconsejado a los cafeteros salir de Bancafé.

- El Fogafín exigió capitalizaciones que los caficultores no pudieron cumplir.

- Inicialmente, el Fogafín se quedaría con el 50 por ciento del banco. La otra mitad sería de los cafeteros.

- La debilidad financiera del Fondo Nacional del Café hizo que esa relación cambiara a 80-20 a favor del Fogafín.

- Finalmente, Fogafín asumió el control total del banco y los cafeteros suscribieron bonos convertibles en acciones por 100.000 millones de pesos.

- La semana pasada, el Fogafín capitalizó al banco en 588.000 millones de pesos y en los próximos tres meses le inyectará 300.000 millones adicionales.

Cifras de Bancafé a agosto/99 Activos$4,8 billones Pasivos$4,5 billones Patrimonio$282.729 millones Pérdidas$212.282 millones

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.