LOS ROSTROS DEL DESEMPLEO

LOS ROSTROS DEL DESEMPLEO

Las conmovedoras imágenes que produjo la simple convocatoria hecha por la Empresa de Acueducto de Bogotá para contratar 30 limpiadores de alcantarillas, son la más desgarradora muestra del drama humano y personal que significa no tener trabajo. En esas interminables filas de varios días, de más de siete mil aspirantes a retirar un formulario, había profesionales, amas de casa, jóvenes que nunca han podido tener un empleo, ejecutivos que lo han perdido...

03 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

La desesperación reflejada en el rostro de estos compatriotas, dispuestos a cumplir una labor tan poco grata, por una remuneración que apenas supera el salario mínimo, retrata con patética elocuencia el calvario que hoy viven más de tres millones de colombianos desempleados.

Los testimonios de esos ciudadanos, registrados por los medios, cuentan la misma triste historia: desprovistos de fuentes de subsistencia al haber perdido sus trabajos; imposibilitados para ejercer los oficios para los cuales estudiaron con enormes sacrificios; con sus ahorros agotados, tras meses y hasta años de buscar empleo, están listos a aceptar cualquier ocupación para hacer frente a la necesidad de mantener a la familia, alimentarse, salvar la vivienda. Ellos son el rostro humano de un problema que reclama la atención prioritaria de la nación.

El pésimo comportamiento económico del último año y medio ha acrecentado la desocupación en sectores tan importantes como la construcción. La crisis de la industria, el comercio y el sector financiero no solo ha contribuido a agravar el fenómeno sino que ha generado una reducción de los recaudos tributarios, limitando el campo de maniobra del Gobierno para impulsar programas de inversión y empleo.

Las cifras hablan por sí solas. En las siete principales ciudades, 250 mil profesionales y 800 mil bachilleres están desempleados, y más de 700 mil de los ahora desocupados trabajaban anteriormente en los sectores de comercio, industria y servicios. En la construcción el subempleo ha aumentado hasta el 60 por ciento y la generación directa ha disminuido en 22 por ciento.

El deterioro social que representa una cifra de desempleo del 20 por ciento, obliga a que una de las prioridades del Gobierno en el corto plazo sea combatirlo frontalmente. Se creó una Misión de Empleo, pero aún no se sabe en qué paró la orden impartida hace varios meses por el presidente Pastrana para que los Ministerios propusieran fórmulas de aplicación inmediata. Entretanto, los pronósticos son desalentadores.

Según el Ministerio del Trabajo, no se descarta que el desempleo se mantenga y aun aumente en los próximos meses como consecuencia de la reducción de personal en las entidades públicas. Por otra parte, la creación de nuevos puestos de trabajo en el sector privado no será inmediata, pues ella solo podrá derivarse de una recuperación económica que hasta ahora se insinúa.

En las condiciones de criminalidad y violencia que vive el país, estos índices de desempleo resultan particularmente alarmantes y explosivos. Por ello es indispensable adoptar medidas urgentes y audaces para desactivar este polvorín en cierne. Reducir la jornada laboral con el fin de abrir nuevos espacios para la contratación de trabajadores o intensificar los programas de capacitación para que las personas se adapten más fácilmente al mercado laboral, son alternativas factibles pero no suficientes. Gobierno, empresarios y organizaciones sindicales deben plantear y concertar fórmulas de solución que tengan incidencia real sobre el desempleo. Y es de esperar que lo hagan ya, cuando el problema está adquiriendo las dimensiones de una catástrofe social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.