EN VILO POR SANEAMIENTO BANCARIO

EN VILO POR SANEAMIENTO BANCARIO

El progresivo control por parte del gobierno ecuatoriano de la banca nacional a través de la estatal Agencia de Garantía de Depósitos -AGD- y que ya bordea el 60 por ciento del sistema, no logra alejar la incertidumbre prevaleciente entre los agentes económicos y la ciudadanía al respecto de la convalecencia en firme del sistema financiero.

01 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Por el contrario, el escepticismo predominante más bien se ha visto incrementado no solo por el dilatado proceso de negociaciones con el FMI y los vitales recursos de salvamento financiero que de allí se obtendrían, sino porque el logro de resultados positivos de la apremiante renegociación de un tramo de la deuda externa representada en bonos Brady -unos 6 mil millones de dólares- parece aún muy distantes.

Aunque el Gobierno asegura que ha logrado un entendimiento con los acreedores privados -luego de optar por no abonar una parte de los intereses de la deuda Brady- y ha reiterado que es inminente un acuerdo con el FMI, los tenedores de los bonos observan que el Gobierno ecuatoriano no ha decidido su estrategia y no tiene una propuesta concreta.

Varios de ellos anunciaron que presentarán una notificación de acción legal contra el Chase Manhattan Bank, agente responsable del pago de sus valores. No vamos a revelar nuestras intenciones hasta presentar la notificación de reclamo advirtieron antes de iniciarse ayer jueves el primer día de incumplimiento de compromisos ecuatorianos con sus acreedores.

Entre tanto, ya son once las entidades bancarias nacionales que han pasado a saneamiento -antesala de su liquidación- y a manos de la AGD.

En principio, el Estado debió responder a los clientes de seis bancos y una mutualista con la emisión de 252 millones de dólares, sin contar otros 21 millones que debió destinar para resolver la absorción de una financiera.

Pero el saneamiento ha tenido además costos operativos y administrativos: El número de empleados de las entidades involucradas se ha reducido en un 53 por ciento y 1.659 empleados ya han sido liquidados.

Tal reducción ha significado el ahorro de alrededor de 1.500 millones de dólares.

Cabe anotar que, contrario a lo que se esperaba, la culminación ayer jueves del proceso de descongelamiento de cuentas corrientes en sucres y de similares en dólares dispuesto por el gobierno ecuatoriano el pasado julio -luego del inesperado decreto de congelamiento de marzo- no alteró sustancialmente el valor de la divisa estadounidense, que se mantiene entre los 13 mil y 14 mil sucres por dólar.

Recursos El Gobierno descongeló entre julio y septiembre de este año un total de 360 mil millones de sucres, que de acuerdo a las periódicas modificaciones del tipo de cambio significan 400 millones de dólares.

El 76 por ciento de los recursos congelados, representados en pólizas de acumulación, depósitos a plazos, títulos y otros papeles financieros, sólo se descongelarán y efectivizarán en marzo del 2000, previéndose que la tasa de inflación y el tipo de cambio pudieran presentar modificaciones sustanciales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.