BOLILLO VUELVE A EMPEZAR

BOLILLO VUELVE A EMPEZAR

La experiencia que vive Hernán Darío Gómez en Ecuador no solo es la primera que vive por fuera de Colombia. Es también la primera que tiene por fuera de Medellín, su ciudad natal.

03 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En Medellín, Gómez creció como futbolista. Allí nació también su carrera como técnico de la mano de Francisco Maturana. En Nacional trabajó a su lado y luego tuvo que reemplazarlo. En la Selección Colombia pasó lo mismo.

A los 43 años, Gómez decidió dejar a Medellín. Cambió las cálidas calles del barrio Laureles por la fría y colonial Quito, la ciudad que escogió como sede de las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón.

Su casa, su familia y Elkin Sánchez, el preparador físico que llevó a trabajar a su lado, son los contactos más cercanos que tiene con Antioquia. Por eso, para la prensa ecuatoriana, su hogar es territorio vetado. En cambio, para parte de la prensa colombiana, toda su vida en Ecuador es un misterio.

Eh, mirá, sabés qué, yo no quiero hablar con Colombia. Yo allá ya soy historia , le dijo a EL TIEMPO cuando lo contactó en Guayaquil el jueves. Una posición muy respetable, así al día siguiente haya conversado con RCN y Caracol.

Y es que aún le quedan algunas rencillas con los periodistas colombianos, sobre todo luego del Mundial de Estados Unidos-94.

Poco después de llegar eliminados de esa Copa del Mundo, los integrantes de la Selección dieron una rueda de prensa en la que fueron recibidos poco menos que como delincuentes. Y ese día, a Bolillo , sin saber que tenía el micrófono abierto, se le salieron varios insultos contra los periodistas.

Esa aspereza nunca se limó del todo y la prensa colombiana se polarizó: unos eran defensores de Gómez, otros lo atacaban con todo. Para el técnico no había término medio, y solo hablaba con los primeros.

En ese ambiente tenso pasó toda la eliminatoria para el Mundial de Francia, en la que el equipo tuvo una primera vuelta brillante y un remate con mucha angustia.

Después del Mundial, Gómez se refugió en Medellín y guardó silencio. Estuvo fuera del fútbol durante un año, en el que habló muy poco (salvo para responder algunos ataques), hasta que aceptó la oferta de Ecuador para continuar una carrera casi paralela a la de Maturana: es el tercer equipo en el que ocupa su cargo, luego de Nacional y la Selección Colombia.

Horas antes de la corta charla con EL TIEMPO se había reunido en Guayaquil con los dirigentes de la Federación Ecuatoriana, a quienes les entregó la primera convocatoria. En Colombia ya es pasado, pero en Ecuador, su historia apenas comienza...

Los cambios El mismo jueves, Gómez dio a conocer su primera selección ecuatoriana. Por fuerza mayor, el hombre sobre el que giró la Selección durante los últimos diez años, Alex Aguinaga, no hará parte del equipo: está en plena competencia con el Necaxa. Tampoco fueron convocados Agustín Delgado, que juega en el mismo equipo, y Jimmy Blandón, el ex volante de Millonarios que ahora está en el Blooming de Bolivia.

Al igual que en Colombia, Gómez se encontró con un grupo muy experimentado, por no decir de veteranos. En general tendrá la misma base con la que trabajaron Maturana y Carlos Sevilla, el entrenador que dirigió el equipo en la Copa América de Paraguay, con nombres como Eduardo e Iván Hurtado, Ariel Graziani, Nicolás Ascencio, Alberto Montaño y Wellington Sánchez. A ellos se suma su gran figura, Iván Kaviedes.

En la primera convocatoria llamó a varios jugadores nuevos. Los más destacados son Carlos Castro, un defensa de 21 años, del Aucas, que se perfila como una de las nuevas figuras según la prensa ecuatoriana. Otro debutante será José Tenorio, marcador de Liga de Quito, que ocupó en ese equipo el lugar que dejó Ulises de la Cruz, uno de los fijos del equipo de Maturana.

Quito será vital en las intenciones de clasificación para Ecuador. La altura y la cancha, generalmente muy pesada y con el pasto alto, serán los factores con los que intentarán pelear. Nosotros vamos a salir agonizando de la cancha, pero los rivales van a salir muertos , le dijo Gómez a la prensa ecuatoriana.

Para qué está el equipo en la eliminatoria? Los mismos ecuatorianos ven muy difícil el camino. La presencia de Brasil podría cerrarles alguna puerta. Pero todos confían en que Ecuador esté peleando el cuarto cupo.

El debut de Bolillo al frente de Ecuador será el 12 de octubre contra Uruguay. Tendrá dos partidos más este año contra Perú y México, en fechas por definir.

Hasta ahora, Gómez no ha tenido problemas con la prensa ecuatoriana. Es muy abierto al diálogo, dicen. Eso sí, el técnico advierte que los atiende en el campo de entrenamiento, en la sede de la Federación, pero que a su casa ni se acerquen. Bolillo guarda celosamente el único contacto con su tierra. La misma que se decidió a dejar a los 43 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.