JUSTICIA A LA JUSTICIA:

JUSTICIA A LA JUSTICIA:

Señor Director:

02 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Hace más de cinco años, en febrero de 1994, fue hurtado un vehículo de mi propiedad, del taller a donde lo había llevado para una ligera revisión.

Puesto el denuncio ante la respectiva fiscalía, fui unas dos veces a averiguar por el caso y después lo dejé como cosa perdida. La sorpresa fue muy grande, y grata, cuando en agosto del presente año, fui informado por la Fiscalía 157 Delegada, que el presunto autor del delito estaba detenido, como en realidad así fue.

Aun cuando el vehículo está hecho chatarra, lo importante es que la justicia, así demore, llega, y que la picardía no se quedará impune.

Esta comunicación creo tiene relación con el artículo del 27 de septiembre, página 3E, bajo el título Denunciar, para qué? y la hago justamente como un reconocimiento a esa justicia tan vilipendiada.

Luis Castillo R.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.