EN SEPTIEMBRE NO HUBO REACTIVACIÓN

EN SEPTIEMBRE NO HUBO REACTIVACIÓN

Los indicios de una recuperación de la economía, sustentada en una leve reacción de las ventas, una menor caída en la producción y una aparente reanimación del crédito, no fueron suficientes para evitar una caída considerable del PIB en el tercer trimestre. (VER GRAFICA: CRECIMIENTO ECONOMICO)

02 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Según un análisis de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), en el período julio-septiembre, la economía cayó entre 3,6 y 3,8 por ciento.

En el primer trimestre el sector productivo había arrojado una variación negativa del 5,85 por ciento y en el segundo un retroceso del 7,56 por ciento.

Sin embargo, a partir de julio se observó una leve reversión de la tendencia, que llevó al Gobierno a hablar del inicio de la reactivación económica.

Según las nuevas proyecciones de Anif, este año el PIB caerá entre 4,0 y 5,0 por ciento, una tasa que no tiene antecedentes luego de la Gran Depresión de los años 30.

Un indicador, que se usa para medir el comportamiento de la actividad económica el consumo de energía fue desalentador en septiembre: cayó 3,9 por ciento.

La recuperación fue una burbuja momentánea , dijo el presidente de Anif y ex jefe de Planeación Nacional, Armando Montenegro Trujillo.

En materia de empleo las proyecciones de Anif no son halagadoras. Es posible que en diciembre por cuestiones de estacionalidad se abren fuentes de trabajo transitorias baje un poco.

Pero luego se mantendrá en niveles actuales (19,8 por ciento). O Es posible dijo Montenegro que suba un poco .

El Gobierno a través del jefe de Planeación Nacional, Mauricio Cárdenas, y del ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, sostiene que pese a las cifras negativas hay unos indicios claros de que el ritmo de caída de la actividad económica se detuvo.

Juan José Echavarría, director de Fedesarrollo, también sostiene que hay un cambio de tendencia. Pero faltan las cifras positivas, pues lo que pasa es que se está cayendo a una velocidad inferior a la de antes.

Recientemente, Nicanor Restrepo Santamaría, una de las cabezas visibles del Sindicato Antioqueño, habló de unos síntomas pequeños y aislados de la recuperación económica.

Entre ellos anotó la reacción en las ventas al detal por primera vez mejoró el comercio de productos diferentes a los alimentos mejoró un poco la cartera de los establecimientos financieros y hubo una demanda creciente de empaques en el caso de la compañía Cartón de Colombia.

Las empresas textileras han aumentado los turnos, dijo Restrepo Santamaría.

Sin embargo, fue enfático en aclarar: Estamos lejos en afirmar que las cosas están bien. Es algo así como si una persona tiene una fiebre de 45 grados y baja un grado .

Eso, explicó, no significa estar bien, pero indica que hay una tendencia a la mejoría.

El hecho de que el tercer trimestre haya sido negativo es preocupante pues se esperaba que a partir de julio hubiera una clara tendencia hacia la recuperación.

No se trata de esperar cifras contundentes de crecimiento, sino algo que refleje una reversión de la fuerte caída del PIB. El FMI proyecta para el año 2000 un PIB positivo del 5,0 por ciento.

Mauricio Cárdenas Director DNP Si bien la economía cayó nuevamente en el tercer trimestre del año, alrededor del 3,0 por ciento, el acuerdo alcanzado con el FMI, unido al descenso en las tasas de interés y la reducción de la inflación, despejarán el camino para la recuperación. La economía volverá a crecer a un ritmo del 3,0 por ciento el año entrante, del 4,0 por ciento en el 2001 y del 5,0 por ciento en el 2002.

Juan José Echavarría Director Fedesarrollo Ya hay señales de un cambio de tendencia en la economía colombiana. Según los resultados de la encuesta realizada a agosto la persistente caída de la actividad productiva se ha revertido, mostrando posiblemente los primeros síntomas de reactivación de la industria local. Claro que estos resultados no alcanzarán a compensar lo que se perdió en los primeros meses del año.

Armando Montenegro Presidente de Anif Es muy probable que la economía colombiana registre al finalizar el presente año una caída superior al 3,0 por ciento, debido al pésimo desempeño observado en el primer semestre del año. Sin embargo, es necesario que el país siga adelante con las reformas estructurales, más ahora que hacen parte del acuerdo con el FMI, y disminuya el gasto público para darle mayor participación al sector privado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.