PILAS CON LAS TASAS

PILAS CON LAS TASAS

El oficio de banquero central es difícil e ingrato. Cuando las cosas salen bien rara vez reciben el crédito por un manejo acertado. Pero cuando las cosas salen mal, nunca se libran del torrencial aguacero de críticas. Y casi todas las decisiones que toman son muy arriesgadas. Por ejemplo, eliminar la banda era ( y sigue siendo) un riesgo grande.

30 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Pero mantenerla implicaba un probable desangre de reservas y/o un apretón monetario - para encarecer la especulación contra el peso - que hubiera convertido la recesión en depresión.

Hacemos la anterior reflexión como preámbulo a otra encrucijada de los miembros de la junta directiva del Emisor : si le dan liquidez a la economía, el dólar se puede disparar; si mantienen una política monetaria restrictiva, las tasas de interés seguirán subiendo y la asfixia terminará derrotando a muchos frágiles sobrevivientes. Este dilema es como escoger cuál es la muerte preferible, si morir ahogado o morir quemado, difícil precisar cuál es peor.

Pero hay que tomar decisiones, de inmediato. Reconociendo que no es una escogencia fácil, pensamos que el camino de la liquidez es el más apropiado- sin estar exento de peligros. La tasa de cambio actual es la de equilibrio ( o cerca) y así lo ha confirmado el mercado en los primeros días de libertad. La tranquilidad en el mercado cambiario del lunes, sumada a la poca demanda de TES en dólares el martes, confirman que hay margen para irrigarle liquidez a la seca economía sin mayor riesgo. Si bajan las tasas de interés no se puede descartar un nuevo embate contra el peso, pero de magnitud moderada. Y posiblemente después de unos días, el dólar volvería a cambiarse por algo cercano a dos mil pesos.

La otra cara de la moneda es que si las tasas de interés siguen subiendo no habrá poder humano que pueda evitar una catástrofe financiera. Suena dramático, pero lo cierto es que ni las empresas, ni los bancos, ni las finanzas públicas resisten un costo del dinero, en términos reales - descontada la baja inflación - tan alto.

Así pues, ojalá que la Junta del Banco Central, no se equivoque de nuevo. Tiene la oportunidad para reivindicar su credibilidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.