CONGRESO BUSCA CONEXIÓN DIRECTA CON EL FMI Y EL BID

CONGRESO BUSCA CONEXIÓN DIRECTA CON EL FMI Y EL BID

El Congreso de la República busca una línea directa con los organismos multilaterales para conocer de primera mano el alcance de sus propuestas de ajuste para Colombia.

25 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Hace unos días llegaron los primeros cuatro congresistas que fueron designados en una comisión interparlamentaria para visitar el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Precisamente ayer, los senadores Aurelio Iragorri y Piedad Zuccardi y los representantes Fernando Tamayo y Salomón Saade, presentaron el informe de su visita a Washington, y en los próximos días uno de los senadores que más participa en los debates de proyectos económicos, Luis Guillermo Vélez, también se desplazará hacia la capital estadounidense para ampliar más la información.

Aunque siempre ha existido la posibilidad de que los congresistas busquen ese acercamiento con este tipo de organizaciones, en Colombia hasta ahora comienza a presentarse esa situación, por la coyuntura que vive el país y por la presión que se ha hecho para sacar adelante las reformas estructurales.

Después de escuchar el informe, quedó la sensación que aunque habrá gran debate y alta oposición frente a algunos proyectos de reformas estructurales, básicamente en los que tienen que ver con el campo laboral, en este momento también hay un mayor número de parlamentarios que estarían de acuerdo en apoyar algunas iniciativas, aunque insistirán en que deben darse otra tipo de contraprestaciones.

Los parlamentarios sostienen que fueron bien recibidos por importantes funcionarios, entre los que se encontraban directivos de las oficinas para América Latina de esas organizaciones, y que en los diálogos no se tuvo la impresión de que se tratara de imponer medidas, sino mejor de querer explicar el porqué son benéficas. Ya no se trata del coco que nos decían en el pasado , dijo Tamayo.

Ello no significa, sin embargo, que estén de acuerdo con todos los planteamientos. Por ejemplo, no hubo acuerdo en la recomendación de reducir el déficit fiscal a toda costa y sin ningún tipo de contraprestación.

Tanto el FMI como el Banco Mundial, insistieron en que antes que nada reducir el déficit fiscal es la prioridad y que para ello es necesario que las reformas que llegaron a consideración del Congreso sean aprobados, al menos en su mayoría.

Sobre este tema los parlamentarios insistieron en que bajar el déficit a costa de menor inversión social nunca será aprobado en el Congreso. Aquí las diferencias siguen siendo grandes , insistió Iragorri.

En el informe que se le presentó a los organismos multilaterales se insistió en que no se puede dejar de invertir debido a los problemas sociales y de orden público que aquejan al país y que es con recursos que se deben recuperar las zonas de conflicto.

Tanto el FMI como el Banco Mundial sostienen que son concientes de que parte del problema del déficit fiscal se dio como consecuencia de la adopción de una nueva constitución para el país en 1991, que terminó con la creación de entidades de control que implicaron un costo adicional que no se había calculado y que es alto. No obstante, insisten en que el apretón debe seguir.

Que quieren Además de la reducción del déficit fiscal, el FMI, el BID y el Banco Mundial recomiendan que se adopte una nueva estructura pensional en todas las áreas territoriales.

También en que debe realizarse un mayor control para evitar el endeudamiento excesivo de municipios y departamentos.

La modernización de la banca privada y estatal con más eficiencia y menos intereses también figura en la solicitud.

Crear una oficina en Washington, como las tiene Chile o Brasil, que haga un seguimiento a los procesos, previos y posteriores, de la obtención de créditos es una alternativa.

Unificar el manejo de las cifras para que coincidan las que entregan la Contraloría, el gobierno central y los organismos territoriales, y evitar así que se demoren las decisiones por esa disparidad.

INFORMACION DESCUADRADA Uno de los temas que preocupa a organismos internacionales y que también comienza a hacer carrera a nivel local es el de la falta de aclaración y la diferencia en materia de cifras y estadísticas.

Para los funcionarios del FMI, por ejemplo, las diferencias entre los organismos de control y las demás entidades se ha convertido en una obstáculo para tomar decisiones sobre la aprobación de créditos.

A nivel local, los parlamentarios también se pronunciaron ayer no tanto sobre la diferencia de las cifras, sino más bien sobre la falta de claridad en algunas de ellas.

Coincidieron en señalar que es necesario reanalizar el sistema tributario y el cumplimiento de los contribuyentes, recomendación que hicieron el FMI y el Banco Mundial.

Precisamente, citaron a la directora de la Dian, Fanny Kertzman, el próximo 14 de septiembre para que explique todo lo relacionado con los recaudos y aclare cuánto han aportado cada uno de los rubros al fisco, información que según Carlos García Orjuela no es nada clara.

Para el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, es cierto que Colombia presenta un rezago sobre información fiscal. No obstante, asegura que en materia de información económica el país está bien ranqueado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.