MURIÓ COMO ERA... LIBRE!

MURIÓ COMO ERA... LIBRE!

01 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Carmen Elisa levantó ayer del ataúd el sombrero verde que siempre se colocaba su esposo, el capitán Wilson Quintero Martínez, cuando salía a cumplir una misión antinarcóticos. Luego se inclinó y besó el féretro. Gracias a Dios murió como él era: libre , dijo la viuda.

El capitán, asesinado por las Farc luego de huir de su sitio de cautiverio, no se fue solo. En su viaje hacia la eternidad lo acompañan dos de sus mejores hombres: los policías Antonio Culman y Alfredo Rojas. Ayer fue su sepelio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.