PIQUERIA: UN DUELO DE MÚSICA Y PALABRAS

PIQUERIA: UN DUELO DE MÚSICA Y PALABRAS

Una canción de pique , de dime que yo te diré , de ingeniosos versos y talante pendenciero, es la que a nivel mundial ha hecho popular el vallenato en boca de intérpretes como el español Julio Iglesias y el colombiano Carlos Vives.

30 de abril 1999 , 12:00 a.m.

Esa no es otra que La Gota Fría , exponente clásica de la piqueria, género dentro de la música vallenata considerado de los más ingeniosos y sorprendentes.

Precisamente, cuando se habla de piqueria hay que mencionar la composición del viejo Emiliano Zuleta Baquero, quien relata en su obra el duelo que por diez años libró con el acordeonero Lorenzo Morales.

La historia del duelo comenzó en la década de los años 40, cuando Emiliano viajaba desde La Jagua del Pilar (población del sur de La Guajira) hacia Valledupar, con el fin de comprar un acordeón. Tuvo que pasar por el caserío de Guacoche...

Al pasar por esa población dice el periodista Luis Mendoza Sierra en el libro La Gota Fría, Emiliano escuchó el acordeón y les dijo a los compañeros vamos a llegar . Había una ronda alrededor de la misma. Quién es ese músico? Preguntó Emiliano. Le respondieron: Lorenzo Morales. Y seguidamente calificó: toca bien y exclamó: yo se tocar también, consíganme el acordeón, que no los voy a defraudar .

Morales le prestó el instrumento y Emiliano tocó como un maestro. Al terminar la pieza, los presentes no vacilaron en brindarle un trago... Morales, algo celoso, le quitó el acordeón. Fue el primer desaire.

El Viejo Mile se sintió rechazado. Cuando llegó a Valledupar compró el acordeón, y con sus amigos regresó a Guacoche. La parranda se había ido para el pueblo de Los Corazones. Al regresar a La Jagua, en medio de una parranda, surgieron los primeros versos de La Gota Fría.

Por eso Emiliano dice en su canción: Moralito Moralito me decía que él a mí, que él a mí me iba a ganar y cuando me oyó tocar le cayó la Gota Fría y al cabo e la compartía el tiro le salió mal.

Moralito, por su parte, sintió el golpe y contestó a través su tema La Carta, que no llegó a ser tan popular: Le mandé a decir a Emiliano Zuleta que para los Carnavales me espere quiere tocar conmigo la tecla y así como yo le digo él no puede.

Emiliano y yo, no somos enemigos, somos buenos amigos del folclor y vamos a cualquier parte a parrandear , dice Morales. El tiempo ha pasado...

Así es la piqueria: se rivaliza en medio de los versos, pero al final un fuerte abrazo fortalece los lazos de amistad que hacen más grande al folclor vallenato.

El género de la piqueria entró a la modalidad de concuo cuando el Festival de la Leyenda Vallenata ya había realizado diez versiones. El certamen fue acogido con entusiasmo por el público que tenía bien claro que este género era parte de una de las expresiones auténticas del folclor.

El verseador Andrés Beleño se convirtió, en 1977, en el primer rey de la piqueria. Rubén Toncel El Turpial de Pondorito y Guillermo El Monito Arzuaga, fueron segundo y tercero, respectivamente.

El duelo final, ese que se libra en plena plaza Francisco, El hombre , lo protagonizan dos parejas. Allí están los que saben responder, los que tienen el ingenio a flor de boca, los que sin usar espadas ni revólveres, aniquilan al contendor, con la única arma de su creatividad y malicia.

QUE ES LA PIQUERIA? El odio, pique y enfrentamiento es el origen de la piqueria, según los conocedores del vallenato, entre ellos Jaime Pérez Parody.

Este malestar se presenta, en ocasiones, entre dos acordeoneros que no se atraen y que aprovechan un momento de la parranda para, de forma espontánea, crear versos de cuatro palabras. Antes eran de diez.

La piqueria es el momento más emocionante de una parranda vallenata. En ella se pone en juego la chispa , picardía y espontaneidad con que los protagonistas, a punta de versos improvisados, responden y atacan a su contendor.

Sobre los orígenes de la piqueria se habla mucho, pero ella siempre ha existido en la música. Hay quienes dicen que surgió cuando Francisco El hombre se enfrentó con el diablo, otros sostienen que fue el viejo Emiliano Zuleta Baquero quien la inventó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.