BILLETERAS DIGITALES, NUEVA ALTERNATIVA PARA COMPRAR EN LÍNEA

BILLETERAS DIGITALES, NUEVA ALTERNATIVA PARA COMPRAR EN LÍNEA

Para algunas personas el hecho de ir a centros comerciales y exponerse a largas filas es definitivamente una molestia. Eso sin contar los trancones y las dificultades para parquear. Otras, mientras tanto, no cambian el placer que les produce ver vitrinas, escuchar previamente un disco antes de comprarlo, ojear un libro y observar las texturas y colores de la ropa de moda.

26 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Todo esto es válido. Pero lo cierto, es que cada vez aumenta más el auge del comercio electrónico en países de América Latina, a tal punto de que ahora existe la billetera digital, un software que facilita la experiencia de ir de compras por Internet.

En lugar de meter la mano en los bolsillos, los consumidores pueden usar las billeteras digitales para guardar, de forma segura, su número de tarjeta de crédito, direcciones de embarque y de correo convencional, además de otra información personal.

Pero no todo es bueno en el comercio electrónico. Uno de los problemas más graves que han surgido a raíz de las compras en línea es la compra inconclusa, lo que pasa cuando alguien llena parte del formulario de pedido y se detiene , dijo Nancy Goldberg, vicepresidente ejecutiva de CyberCash Inc. de Reston, Virginia, fabricante de la billetera digital InstaBuy.

Imagínese si los consumidores estuvieran en una farmacia, llenaran sus canastas de productos, se pusieran en fila para pagar y simplemente decidieran olvidarse del asunto... La tienda tendría que lidiar con decenas de compras incompletas , agregó.

Actualización automática Según la compañía investigadora Jupiter Communications Inc. con sede en la ciudad de New York, alrededor 27 por ciento de los compradores ha abandonado un pedido en línea por culpa de los arduos formularios de pedido.

Al usar una billetera digital, los consumidores no necesitan completar los formularios de pedido de cada sitio cuando compran un artículo, porque la información ya se habrá guardado en la billetera y se actualiza automáticamente, ingresándose en los formularios de pedidos de los sitios comerciales.

Pero si bien las billeteras digitales facilitan las compras en línea, la aceptación de su uso no se ha generalizado aún.

La creación de normas es imprescindible para el éxito de las billeteras digitales. El mes pasado, algunos proveedores de renombre, entre ellos Microsoft Corp., Sun Microsystems y America Online Inc., comunicaron oficialmente su aprobación de una nueva norma llamada Emcl, o lenguaje de modelado para el comercio electrónico, para proporcionarles a los comerciantes de la Web un procedimiento uniforme para recoger datos electrónicos sobre envíos, facturaciones y pagos.

Fácil y rápido 1. Los consumidores reciben los beneficios de usar las billeteras digitales porque éstas codifican su información y la protegen mediante un código informático privado. Los comerciantes se benefician porque se protegen contra el fraude.

2. Las billeteras digitales quedan a disposición de los consumidores sin costo alguno, y son bastante fáciles de obtener. Por ejemplo, si un consumidor efectúa una compra en un sitio que puede manejar billeteras digitales ubicadas en servidores, el cliente digita su nombre e información acerca de su pago y embarque en el mismo formulario del comerciante.

3. Al finalizar la compra, se le pide al consumidor ingresar su nombre de usuario y contraseña para solicitar una billetera de su elección para realizar compras en el futuro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.