NI UN SOLO UN MES DE FELICIDAD

NI UN SOLO UN MES DE FELICIDAD

La dicha de Diana Isabel González y Antonio Cunde Chico duró menos de un mes. En diciembre de 1997 se casaron y en enero de 1998, Cunde fue trasladado al Vichada para hacer parte de una misión antinarcóticos. Diana estaba embarazada.

01 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Ayer, ella se reunió nuevamente con su esposo y lo acompañó en el féretro hasta el Cementerio Central de Neiva. Estaba junto a su hijo Antonio Felipe, de un año de edad, que nunca conoció a su padre.

La viuda no pronunció palabra. Se aferró al coche donde llevaba a su hijo, mientras miraba los honores que la Policía le rendía a su esposo y a los agentes que lo acompañaron hasta la muerte.

Durante la misa, en la Catedral Inmaculada Concepción, Elena Chico, la madre del policía, lanzó una afirmación con sabor a reproche: El Gobierno nos pide a nuestros hijos para entregárselos al tal Marulanda y luego nos los entregan muertos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.