EL THORPEDO

Los amigos de Ian Thorpe son adivinos. Cuando estaban pequeños y hacían sus primeras pilatunas en una piscina, se dieron cuenta de las condiciones de su precoz amigo y lo bautizaron como Thorpedo . Ellos, los aún niños, quisieron además hacer una pequeña diablura idiomática con su amigo.

26 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Esta semana, con Thorpe de 16 años como principal protagonista, el mundo deportivo ha asistido en pleno al nacimiento de uno de los nadadores más grandes de todos los tiempos. Los amigos no estaban equivocados.

Cuatro días de la semana entre el domingo y ayer y cuatro récords mundiales. Así, en apenas nueve palabras, podría resumirse la actuación de Thorpe en los Juegos PanPacífico que se disputan desde el domingo en la ciudad australiana de Sydney.

Sus 198 centímetros de estatura y sus 90 kilos de peso han salido prácticamente en todos los noticieros del mundo. Su brazo derecho en alto es ya el símbolo del nuevo héroe australiano. En su país natal, los periódicos llevan cuatro días abriendo sus portadas con las imágenes del joven nadador. La locura es total.

El camino La mejor manera de exaltar las condiciones de este hijo de jardinero y maestra es hablar de sus medallas. Y de los récords superados.

Domingo: récord en los 400 metros libres. Lunes: récord en las eliminatorias de los 200 metros libres. Martes: récords en la final de los 200 metros libres. Miércoles: integrante del equipo australiano que superó el récord en el relevo de 800 metros. Estará cansado? A sus 16 años es poco probable No es la primera vez que en el mundo de la natación se menciona con letras de oro el nombre de Ian Thorpe. En marzo del 97, cuando solo tenía 14 años y cinco meses, fue seleccionado por su país para participar en los Juegos del Pacífico, en Fukouka, Japón. En esa ocasión superó su récord de los 400 metros en seis segundos. Estoy impresionado , dijo.

Como si lo anterior fuera poco, el año pasado, ya con 15 años, ganó dos medallas de oro (400 metros libre y 4 x 200 relevos), en el Campeonato Mundial.

Otro Mark Spitz? En los Juegos Olímpicos de Munich-72, el estadounidense Mark Spitz se encargó de ganar siete medallas de oro (cuatro en pruebas individuales y tres por equipos). En ese momento se habló del mejor nadador del mundo. Y todavía lo es.

Ahora, con la aparición del australiano Thorpe, la pregunta tiene que hacerse obligatoriamente: Con Thorpe habrá aparecido un nuevo Mark Sptiz? Las comparaciones son odiosas, pero hay que hacerlas.

Cuando Sptiz ganó el oro en los 400 metros libre en Munich marcó un tiempo de 4m 00s 27c. El domingo, cuando Thorpe superó el récord mundial, lo hizo en 3m 41s 83c. Son otros tiempos, las técnicas han cambiado, pero ahí están los números...

Ese récord que superó Thorpe lo tenía antes su compatriota Kieren Perkins, con 3m 43s 80c, conseguido el 9 de septiembre de 1994 en los Mundiales de Roma.

Otra comparación con Spitz: cuando este ganó los 200 metros libres en Alemania lo hizo con 1m 52s 78c. Ian, el martes, registró 1m 43s 00c...

Don Talbot, entrenador del equipo australiano de natación y obsesionado por vencer a los estadounidenses en cualquier tipo de competencias, tiene su propia opinión sobre Thorpe: Podemos estar ante el mejor nadador del siglo. Puede ser el mejor nadador que Australia haya tenido en su historia y tal vez, el mejor que el mundo haya visto jamás ...

Después de lo visto en Sydney, las palabras de Talbot no suenan rimbombantes, ni exageradas. Habrá que esperar el próximo ataque del Thorpedo ...

Hoja de vida Nombre: Ian Thorpe Fecha de nacimiento: 13 de octubre de 1982 Lugar de nacimiento: Sydney, Australia Estatura: 1,98 metros Peso: 90 kilos Ocupación: estudiante de secundaria Pasatiempos: ver televisión e ir a nadar a la playa Entrenador: Doug Frost Ganó, con récord para el certamen, medalla de oro en los 200 metros libres en los Juegos de la Commonwealth. Ganó medalla de oro en los 400 metros libres en los mismos Juegos.

Integró los equipos de su país que ganaron los oros en los 4 x 200 (con récord) y 4 x 100 (en estilo libre) en esos Juegos.

En los 400 metros estilo libre rompió el récord mundial en los campeonato australianos de piscina corta.

Sus palabras * Nada es imbatible o imposible . Lo dijo el domingo, antes de superar su primer récord mundial.

* Nunca experimenté algo así. No creo que vuelva a vivir una experiencia como esta en mucho tiempo . Lo dijo el lunes, después de superar su segundo récord mundial.

*Nunca creí que pudiera hacerlo, pero lo hice. Es casi increíble ir tan rápido tres noches seguidas . Lo dijo el martes después de superar su tercer récord mundial.

*Es bastante asombroso. Como integrante de un equipo sabía que tenía que dar lo mejor de mí... Obtuvimos el resultado como equipo y compartimos la emoción entre los cuatro. El sentimiento es diferente al que nace cuando se rompe un récord individual . Lo dijo ayer, después de superar su cuarto récord, el primero en relevos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.