LA GENERAL MOTORS NO QUIERE PERDER CASO MULTIMILLONARIO

LA GENERAL MOTORS NO QUIERE PERDER CASO MULTIMILLONARIO

General Motors rechazó una propuesta que le hicieron seis personas que sufrieron quemaduras en un choque automovilístico que involucra a uno de sus vehículos, para buscar una solución al caso que les compete, y solicitó a un tribunal de Los Angeles ordenar una nueva audiencia al aducir que el primer juicio fue injusto. En opinión de los abogados de la compañía automotriz, en caso de que no se inicie un nuevo juicio, la indemnización por daños y perjuicios, que fue fijada en la suma récord de 4.900 millones de dólares -200 veces mayor que cualquier otra indemnización similar ordenada en el pasado- debería ser reducida significativamente. Antes de una audiencia realizada ayer jueves, GM había rechazado una propuesta de los demandantes según la cual aceptarían 400 millones de dólares si la empresa automotriz retiraba todos los Chevrolet Malibú fabricados entre 1978 y 1983 y reemplazaban los tanques de gasolina supuestamente defectuosos.

27 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Según la petición de la compañía, en el primer juicio se excluyeron las pruebas fundamentales, incluido el hecho de que en el accidente automovilístico, ocurrido en 1993, el auto de los demandantes, el cual estaba estacionado, estalló y se incendió tras recibir el impacto de otro vehículo que estaba siendo conducido por una persona ebria a una velocidad estimada de 112 kilómetros por hora.

A sus abogados tampoco se les permitió presentar pruebas del registro de seguridad del modelo del auto para refutar los alegatos de que un diseño defectuoso había sido el factor responsable de la severidad de las lesiones.

Los primeros fallos del tribunal excluyeron evidencias fundamentales para la defensa, admitieron versiones incitantes e infundadas...y no fueron tratadas con parcialidad , indicaron los abogados de GM, en documentos que presentaron a la Corte Superior de Los Angeles.

Su defensa fue socavada por la presentación de documentos internos de GM. Uno de ellos señalaba que los incendios de vehículos le cuestan a la empresa 2,40 dólares por unidad, y otro hacía referencia a la viabilidad de cambiar los tanques de la gasolina.

Los abogados de los querellantes alegaron durante todo el juicio que la implicación era que la compañía automotriz tomó decisiones en términos de seguridad basadas en análisis de costos que colocaban precio a las vidas humanas .

Como una arremetida contra la decisión de apelar, tomada por GM el mes pasado, los abogados de los demandantes adujeron que la empresa abandonó entre 300 y 500 vidas el año pasado y permitió a otras miles sufrir quemaduras de tercer grado .

La petición, presentada por GM, reitera su alegato de que el memorando sobre los costos por incendio fue redactado varios años antes de que sacara el Malibú al mercado, y que de no guardaba relación con el modelo.

La indemnización original comprendía 107 millones de dólares por daños compensatorios y 4.800 millones de dólares por daños punitivos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.