ENTRAMOS EN CAMPAÑA

ENTRAMOS EN CAMPAÑA

Justo en vísperas de comenzar el período de un año, en el cual los aspirantes a cargos de elección popular no pueden ejercer funciones públicas, fue derrotado en el Senado el proyecto de reforma constitucional que buscaba prorrogar el mandato de los actuales alcaldes y gobernadores. Tras esta decision que fue compartida por el Gobeirno el pais entró automáticamente en una nueva etapa preelectoral. Ayer mismo comenzaron a destaparse las candidaturas y varios congresitas que aspiran a ser futuros gibernantes regionales o locales Navarro Wolf, Moreno de Caro, Margarita Londodño, entre otros anunciaron su decisión de renunciar a sus curules para lanzarse a la campaña.

30 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Campaña que se realizara en condiciones muy partuiculares de orden publico y que plantetara un enorme reto para el Estado, que tiene la responsabilidad de garantizar la realización de unos comicios en los que pueda expresarse libremente la voluntad popular, sin las amenazas y apremios que hoy ejercen los grupos armados sobre los colombianos inermes.

Hace pocos días registramos en este mismo espacio la dramática situación que viven centenraes de municipios colombianos sitiados por la guerrilla y los paramilitares, que se disputan el control de las administraciones locales por medio de la intimidación, el secuestro y el asesinato de alcaldes y concejales. Son numerosos los casos de mandatarios locales que se han visto forzados a repartir el presupuesto con la guerrilla bajo amenazas de muerte, y también muchos los ejemplos de líderes cívicos o políticos que se han visto hostilizados por los violentos por el simple hecho de aspirar a ser elegidos.

Cerca de la mitad de los 1.083 municipios del país padecen hoy algun tipo de presion armada, cuyo proposito es impedir la realización normal de elecciones o imponer a la fuerza candidatos de su predilección. Cabe recordar que en 1997, la guerrilla intento sabotear las elecciones locales. Y aunque mas de 300 candidatos a alcaldes y concejales renunciaron, 50 fueron asesinados y mas de 200 secuestrados, el bocicot fracasó ante la masiva concurrencia a las urnas registrada en todo el país, con excepción de las zonas de mayor influencia guerrillera.

Ahora la presencia armada es mayor que hace dos años y a la intimidacioon guerrilla se ha sumado la paramilitar, que tambien quiere incidir a sangre y fuego sobre la elecciones municipales. Se trata, pues, de una seria amenaza que se cierne desde ya sobre la campaña que se inicia. Para contrarrestarla es necesario adoptar desde ahora un plan que asegure el desarrollo normal del las debate electoral en todo el pais. Así como los violentos han demostrado que aun en medio de los diálogos de paz siguen dispuestos a agredir a la población civil, el Estado está en la obligación de probar que puede garantizar el libre ejercicio de la democracia en su expersion mas local e inmediata.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.