LOS CUARTOS DE LA BASURA, A LA CANECA

LOS CUARTOS DE LA BASURA, A LA CANECA

No todos los urbanizadores están cumpliendo con las normas que obligan a la construcción de cuartos para las basuras en conjuntos residenciales, centros comerciales y grandes viviendas. Y en algunas edificaciones donde se han hecho, los depósitos no cumplen con los requisitos técnicos exigidos en construcción y operación.

28 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Así lo han detectado las empresas de aseo en sus recorridos: Ciudad Limpia, Lime y Aseo Capital. Sus operarios se han dado cuenta, además, como los usuarios afectados han tenido que financiar directamente la construcción de esos depósitos, cuyos costos oscilan entre 3 y 35 millones de pesos.

Los constructores cuando quieren economizar dinero, lo primero que suprimen son los cuartos , coinciden en señalar Edgar Gómez Osorio, gerente de recolección de Ciudad Limpia, e Israel Rodríguez, coordinador de aseguramiento del consorcio Lime. Igual situación han encontrado los recolectores de Aseo Capital.

Las normas de construcción y aseo que obligan a la construcción esos depósitos se expidieron hace más de cinco años. Pero se ha encontrado que en algunos conjuntos residenciales con más de 100 viviendas, se dispusieron cuartos donde apenas caben cinco canecas. En otros casos, los hicieron con puertas pastusas, es decir, que cierran hacia adentro en lugar de hacerlo hacia afuera. Cómo se saca entonces la basura? , comenta Edgar Gómez.

Agregan que la falta de esos espacios, ha tenido varias consecuencias negativas: generación de botaderos callejeros, desaseo, hedores, indisciplina de la ciudadanía al sacar a destiempo las basuras y, por otra parte, dificultan la recolección.

Algunos casos Varios ejemplos, expuestos por las empresas de aseo, sirven de ilustración: en la segunda etapa de los conjuntos residenciales Pablo VI, no se dispusieron los depósitos y los contenedores se encuentran en los andenes.

Al centro comercial Andino le hicieron un nuevo cuarto de almacenamiento porque el primero fue construido en uno de los sótanos, a donde difícilmente podían ingresar los carros compactadores de Ciudad Limpia. Según el gerente del centro, Jorge Iván Restrepo, la reubicación se hizo para mejorar la imagen del establecimiento.

En la ciudadela Colsubsidio, para las manzanas 19,20,21,27,28 el consorcio Lime tuvo que instalarles unos contenedores que, ahora, la Unidad Especial de Servicios Públicos (Uesp), ordenó retirar por invasión del espacio público. Aquí hay 800 viviendas y ni siquiera tenemos los shuts para echar la basura. Ahora, los urbizadores tampoco nos dejan un sitio para construirlos , dice la administradora de la ciudadela, Yaneth Rojas.

Varias constructoras fueron consultadas sobre el tema, pero no quisieron responder. Con excepción del arquitecto Alfonso Tamayo, diseñador de Pedro Gómez y Cía, quien sostuvo que su firma ha construido tales cuartos debidamente.

Los depósitos se han desechado fácilmente porque la mayoría de los alcaldes locales tampoco vigilan su construcción. Efectivamente tenemos sectores críticos como Bachué y el Cortijo , dice el alcalde de Engativá, Alirio Gutiérrez Campos.

En Chapinero, donde los centros comerciales y restaurantes son los mayores generadores de basura, el alcalde Hernando Gómez, a finales del año pasado, les envió una circular donde les fijó un plazo de 30 días para construir dichos almacenamientos. Así ha mejorado la disposición de las basuras.

Nadie vigila Por otro lado, se culpan a los curadores urbanos de no exigir el cumplimiento de las normas. Ellos, desde 1995, tienen la función de tramitar las licencias de construcción y urbanismo en la ciudad, reporta el Departamento de Planeación Distrital.

El control posterior de esos proyectos urbanísticos no los hace nadie en la práctica. Solo si la ciudadanía denuncia, se sabe qué dejaron los constructores de de hacer , dice el secretario general del Comité de Veeduría de las Curadurías Urbanas, Carlos Hernando Carrillo.

Quizás por estas razones, tampoco se conocen sanciones contra las constructoras por dicha causa. Pero los castigos existen: las multas para las propietarios llegan hasta cinco veces el salario mínimo diario, unos 39.425 pesos. Las personas jurídicas son sancionadas según la gravedad de la infracción y los montos pueden llegar hasta los 23 millones 600 mil pesos.

Para la Unidad Especial de Servicios Públicos, eran desconocidos las dificultades de recolección y los problemas causados por la no construcción de dichos depósitos. Según su directora, Luz Estela Cardozo, este tema se tendrá en cuenta en la formulación del Plan Maestro de basuras para la ciudad. Se pretende así que los urbanizadores, se ajusten a las normas.

Las normas de aseo y construcción Los almacenamientos de basuras están ordenados por el decreto 2104 de 1983 y los cuartos de aseo por: Acuerdo 605 de 1996 del gobierno nacional, artículo 18: *Toda edificación para vivienda, comercio, multifamiliar, conjuntos residenciales, centros comerciales, restaurantes, hoteles y plazas de mercado, deberán tener un área destinada al almacenamiento de los residuos sólidos que cumpla como mínimo con los siguientes requisitos: 1. Los acabados serán lisos, para permitir su fácil limpieza e impedir la formación de ambientes propicios para el desarrollo de microorganismos en general.

2.Tendrá sistemas de ventilación, suministro de agua, drenaje y sistema de prevención y control de incendios.

3. Será construida de manera que se impida el acceso de insectos, roedores y otras clases de animales.

4. Será diseñada con la capacidad suficiente para almacenar los residuos producidos acorde con las frecuencias de recolección establecidas por la entidad prestadora de los servicios de aseo.

5.Deberá permitir el fácil acceso de los vehículos recolectores de la entidad prestadora del servicio de aseo y facilitar el traslado de los residuos sólidos a los mismos.

A su vez, el Código de la Construcción de la ciudad, especifica características de los cuartos tales como: * Tener las paredes y pisos construidos con acabados impermeables y disponer estos últimos de decibeles (sic) con pendientes iguales o mayores del dos por ciento hacia los desages previstos.

* Estar ubicados en sitios fácilmente accesibles para los propósitos de cargue y descargue de basuras, con excepción de los pasillos principales de los edificios, a distancia no menor de 10 metros de los tanques de almacenamiento de agua potable.

b) Queda totalmente prohibido localizar cajas de almacenamiento de basuras en áreas públicas y a distancias menores de 10 metros de los tanques de agua potable.

Cómo salir del problema Las empresas de aseo Lime, Ciudad Limpia y Aseo Capital realizan talleres didácticos para instruir a la comunidad sobre sus derechos y deberes en cuanto a la recolección y destinación final de las basuras.

Igualmente, estas empresas asesoran la construcción de los cuartos de almacenamiento cuyas dimensiones dependen de la producción de basuras que tenga la edificación. Se estima que en la ciudad cada habitante produce, en promedio, 600 gramos de basuras por día. Este volumen varía según el sector y el estrato socio económico y puede oscilar entre 400 gramos y 1000 gramos.

También debe tenerse en cuenta la frecuencia de la recolección: en general esta se produce tres veces por semana. Esto significa que hay un día pico para almacenamiento y recolección, cuando la cantidad guardada de basuras aumenta entre un 30 y un 70 por ciento. Esto nos indica la capacidad máxima que debe tener el cuarto.

Si es una vivienda con tres o cuatro apartamentos, se puede pensar en un cuarto de basuras de 1,50 metros cuadrados. Este debe tener como mínimo un sistema de ventilación, servicios de agua y luz si las lámparas no son incandescentes a los bombillos hay que colocarles un protector de vidrio o acrílico, drenajes, pisos con baldosín y paredes con pintura plastificada.

Si el tamaño del edificio no amerita el uso de contenedores, puede pensarse igualmente en canecas de 30 o 55 galones. Pero se aconseja que, en cualquier caso, deben utilizarse recipientes plásticos que permitan el buen manejo y el almacenamiento de las basuras.

La limpieza de estos cuartos debe ser continua, con creolina o líquidos similares diluidos con agua, para evitar la generación de vectores como cucarachas, zancudos, y contribuye a alejar las ratas.

Las inquietudes sobre la edificación de estos cuartos, las resuelven las empresas Lime y Ciudad Limpia que, además, consideran que estos depósitos deben arquitectónicamente ajustarse al entorno del resto de la edificación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.