REVOLUCIÓN EN CONGRESO VENEZOLANO

REVOLUCIÓN EN CONGRESO VENEZOLANO

La boina roja pasó de mano en mano por encima de las cabezas. Su propietaria, una venezolana seguidora del presidente Hugo Chávez, intentó recuperarla, pero tuvo que conformarse con verla encendida en llamas.

28 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Escenas como esta dieron inicio ayer a una jornada de disturbios que dejaron unos 35 lesionados frente al Congreso de Venezuela.

Mientras la boina, símbolo del movimiento Quinta República, se convertía en cenizas, un grupo de simpatizantes de los partidos AD, Copei y Proyecto Venezuela, opositores de Chávez, gritaban consignas de respaldo a sus congresistas que insistían en sesionar de forma extraordinaria, pese a que la Asamblea Nacional Constituyente se los prohibió a través de un decreto de emergencia legislativa aprobado el miércoles.

En medio de este ambiente de tensión, a eso de las 10 de la mañana de ayer, estallaron los choques entre los seguidores de los movimientos políticos tradicionales, que controlan las bancadas mayoritarias del Congreso, y los integrantes de los movimientos de Chávez, que controlan el 90 por ciento de la Asamblea Constituyente.

Para frenar los enfrentamientos, la Policía lanzó gases lacrimógenos, mientras las tanquetas antimotines dispararon chorros de agua por todos lados. Según el Cuerpo de Bomberos de Caracas, unas 35 personas sufrieron golpes por las peleas y síntomas de asfixia por acción de los gases.

Mientras el centro de la ciudad se llenaba de más policías, algunos congresistas desafiaron las puntas afiladas de las rejas del Palacio Legislativo y pasaron por encima de ellas para ingresar a sus oficinas. De este modo, la revolución pacífica que prometió adelantar la Asamblea cuando inició sesiones, hace un mes, vivió ayer su capítulo más violento. Aunque la situación volvió a la calma luego de que congresistas y constituyentes se reunieron en la sede de la Conferencia Episcopal y decidieron ir a una mesa de diálogo, unas horas más tardes se volvieron a registrar incidentes alrededor del Congreso.

A las 7 de la noche, los congresistas de los partidos mayoritarios decidieron ir a sesiones pese a los acuerdos de diálogo. Los parlamentarios, que se encontraban reunidos en la sede de la Alcaldía de Caracas, situada al frente del Congreso, atravesaron la calle e intentaron ingresar al Palacio Legislativo.

Salieron en grupo cantando el himno de Venezuela y fueron recibidos por botellas y piedras lanzadas por presuntos simpatizantes del Polo Patriótico. La Policía lanzó gases lacrimógenos para evitar más desórdenes, mientras los congresistas se retiraban a sesionar en otro lugar.

El enfrentamiento entre Congreso y Asamblea se debe a que esta última suspendió las sesiones de los parlamentarios y ordenó que las funciones de Senado y Cámara sean asumidas por cinco comisiones legislativas.

Los constituyentes han decretado en sus sesiones, además de la intervención del poder legislativo, la reorganización del poder judicial. Estos hechos son calificados como un golpe de estado por personas como Timoteo Zambrano, senador y secretario general de AD. Estamos en un proceso de cambio y no estamos violando el estado de derecho , sostiene Aristóbulo Istúriz, vicepresidente de la Asamblea.

Esto me huele a provocación Caracas Tras formular un llamado a la calma y al diálogo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo ayer durante una alocución televisada que los disturbios registrados en los alrededores del Congreso eran el resultado de un show preparado por los partidos políticos tradicionales.

A mí esto me huele a provocación , dijo el Presidente y culpó a los partidos de la podredumbre de incitar a una des estabilización de la democracia del país sin medir las consecuencias.

Quiero decirle al mundo que aquí no se ha vulnerado ni se va a vulnerar el estado de derecho. Por el contrario, estamos en un proceso de reconstrucción de ese estado de derecho que fue destruido por las viejas cúpulas políticas , añadió.

Según Chávez, el Congreso debe dejar trabajar a la ANC.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.