NO CONTAMINE SUS CULTIVOS

NO CONTAMINE SUS CULTIVOS

El agua es un disolvente universal por excelencia, que raras veces existe pura, pues siempre lleva consigo gran cantidad de sustancias disueltas que van desde gases hasta compuestos de alto peso molecular, además de numerosas partículas en suspensión.

09 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Es un líquido incoloro, inoloro e insípido, altamente polar con constante dieléctrica (81 a 17grados centígrados), lo que explica su poder de disolvente.

El agua es el único cuerpo que en la naturaleza se presenta en todos los estados: Sólido, se encuentra en los polos, nevados y granizo; líquido, en aguas pluviales y marítimas, estas forman la hidrósfera cuyo volumen se calcula en 370 mil 323 kilómetros cúbicos, su masa es el siete por ciento de la terrestre; coloidal, en la atmósfera como suspensión en gotitas vesiculares de un diámetro medio de 0,02 milímetros, y el estado gaseoso que constituye la humedad de la atmósfera.

Las aguas se clasifican en meteóricas y telúricas. Las primeras están conformadas por las lluvias, nieves, granizo, etc. que contienen algunos gases atmosféricos disueltos, por ejemplo: O2, N, CO2, NO2, (NH)3. Las segundas, son las que circulan por la superficie y por entre las capas de la tierra. Su composición depende de los terrenos que ha atravesado.

Si bien, el agua es el más barato y el vehículo usado comúnmente para la aplicación de pesticidas en agricultura, no se le ha dado la importancia y el cuidado adecuado para llevar el pesticida desde estos al tanque de aspersión y luego a los cultivos.

Usada para estos propósitos es obtenida de muchas fuentes como presas, ríos, manantiales, pozos profundos, pero las variaciones de las temporadas en la calidad y composición las hace inadecuadas para ser usadas en la aspersión.

Su uso en época cálida puede influenciar adversamente sobre la actividad del pesticida (ejemplo, insecticidas, herbicidas, fungicidas y nematicidas), como también en la actividad de los reguladores de crecimiento.

El agua es un elemento primordial, indispensable, escaso y costoso, pero su presencia no es suficiente, si la calidad que precisamos no es la adecuada.

El agua destinada a la difusión de plaguicidas está determinada por el pH y la dureza. Las aguas de diferentes fuentes (presas, ríos y pozos) contienen variedad de sales disueltas.

Estas sales disueltas resisten los cambios de pH. Las aguas duras contienen altos niveles de sales disueltas y requieren más acidificantes para reducir y mantener un pH óptimo.

La presencia de concentraciones excesivas de ciertas sales en el agua de aspersión lleva consigo reacciones antagónicas que van a prevenir la corrección de un síntoma de deficiencia nutricional.

Efectos de las sales Las altas concentraciones de sales causan: 1. Fototoxicidad.

2. Taponamiento de las boquillas pueden ocurrir en las mezclas de aspersión cuando se usan aguas con alto contenido de sales solubles.

3. Altos contenidos de sales solubles causan incompatibilidad en el tanque cuando se mezclan diferentes productos.

4. Los niveles de sales disueltas pueden ser determinadas por medición de la conductividad eléctrica del agua.

5. La presencia de sales determina si un agua es dura o blanda.

*Este artículo fue tomado de la revista Correo de Fedearroz. Su autor es el químico Diego Fernando Parra, director de Producción de Cosmoagro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.