LA IDOLATRÍA ES CONDENABLE:

LA IDOLATRÍA ES CONDENABLE:

Señor Director:

28 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

No hay cosa más abominable que la idolatría, y no se entiende que una multinacional como Caracol lidere la campaña de esculpirle dos monumentos a Jaime Garzón para los bogotanos. Esto ya raya en lo inconcebible. Dentro de poco tiempo tendremos a nuestro incauto pueblo pidiéndoles milagros a las imágenes de Garzón y hasta se irán a presentar testimonios de fe. Por esto y otras barbaridades, estamos como estamos.

Recordemos que la idolatría es altamente condenable. Es bíblica la consecuencia nefasta para quienes practiquen esta abominación. No doy las citas bíblicas porque son cuantiosas.

Por último, dejo claro que fui uno de los admiradores del buen humor crítico de Jaime y me duele, al igual que al resto de colombianos, este crimen, pero, por favor, ya déjenlo descansar en paz.

Fernando Silva Campoalegre (Huila)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.