TOCANCIPÁ, ALEGRÍAS DEL ZIPA

TOCANCIPÁ, ALEGRÍAS DEL ZIPA

La tribu Toquencipe y los Unta eran dos tribus Chibchas que habitaron la región hoy llamada Tocancipá.

25 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

La primera tenía asiento en la montaña (Portán) y la segunda, en la planicie (Tibitó).

Su economía estaba basada en la alfarería. La fabricación de vasijas de barro servía para el trueque de productos que suplían necesidades básicas como la sal, las telas, alimentos no producidos en la región y esmeraldas.

Estas grandes ollas de barro llamadas gachas eran usadas en el proceso de deshidratación de la sal. Para sacar el pan de sal era necesario romper la vasija; lo que creaba la cadena de producción alfarera.

En un principio, el varón Chibcha estaba dedicado a la caza y la pesca para sustentar la familia, mientras la mujer tenía asignados preferencialmente los trabajos agrícolas.

El descubrimiento del maíz fue un incentivo para dedicarse a la vida sedentaria porque se podía utilizar en todas sus formas: las mazorcas para la alimentación, las cañas unidas a otros materiales servían de cortinas, las hojas para envolver los bollos y el grano para fabricar su bebida favorita y primera invitada a ceremonias y celebraciones: la chicha.

Los comerciantes se reunían en pequeños grupos para hacer sus travesías. Recorrían a pie grandes distancias para llevar sus productos de intercambio a asentamientos como Zipaquirá, Nemocón, Guatavita, Ubaté, Facatativá y Tunja.

Investigaciones científicas han demostrado que los pictogramas eran dejados en rocas de difícil acceso y en los límites del territorio privado como forma de indicar a los invasores sobre su delito. Los dibujos además de describir situaciones cotidianas cuentan mitos, leyendas, maldiciones y parte de la historia Chibcha.

Hacia el año 1561 se creó la encomienda de Tocancipá, que quedó a cargo de Juan Penagos por el cabildo de Santa Fe.

El municipio fue fundado el 21 de septiembre de 1593, por el Oidor Miguel de Ibarra por encargo de la Real Audiencia del Nuevo Reino de Granada. Allí se estableció la primera iglesia de la región y la primera casa hospital para la atención de los indígenas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.