GIROS PELIGROSOS CON PLATA DE EPS

GIROS PELIGROSOS CON PLATA DE EPS

El 20 de octubre del año pasado, en una carta de tres páginas, el tesorero de Convida la EPS más importante de Cundinamarca y cuyo dueño es la Gobernación del departamento alertó a su entonces gerente, Ricardo Gallo Arias, sobre el riesgo que corrían los recursos de la entidad consignados en entidades con problemas financieros, como el Banco del Pacífico.

06 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

La plata, cerca de 2.000 millones de pesos, provenía del pago de aportes de sus 260 mil afiliados de regímenes contributivo y subsidiado y estaba destinada al pago de servicios a hospitales y clínicas. Por eso, el tesorero de la entidad planteaba la pronta conformación de un comité de evaluación de riesgos para evaluar la situación del dinero.

Pero casi cinco meses después, Gallo aún no había respondido el oficio. Ese prolongado silencio llevó a que el 10 de marzo, por segunda vez, se llamara la atención de la gerencia de Convida sobre la situación de riesgo que corrían los aportes de los afiliados.

En esa ocasión, el director de la Oficina de Control Interno, Fernando Castillo, le informó a Martha Arenas, encargada de la gerencia por incapacidad médica del titular, que se hacía urgente tomar medidas con respecto a 1.923 millones de pesos consignados en cuatro cuentas del Banco del Pacífico.

La señal de alerta surgió después de que el gobierno de Ecuador ordenó a los bancos de su país cerrar sus oficinas durante dos días, para evitar el retiro masivo de ahorros y cuando ya se presagiaba un coletazo financiero en Colombia.

Retiro frustrado El mismo 10 de marzo la gerente encargada ordenó el retiro de la plata de la oficina del Banpacífico, ubicada en el CAN, y la trasladó a cuentas de Davivienda, Las Villas y el Banco de Bogotá.

En la carta en la que Arenas notificó al banco el retiro del dinero, argumentó que la operación se hacía siguiendo las recomendaciones de la Oficina de Control Interno que había evaluado los riesgos y repercuciones de la crisis económica en Ecuador.

Al día siguiente Gallo se reintegró a su trabajo y al enterarse de la operación bancaria le reclamó a Arenas. Veintisiete días después el 7 de abril Gallo expidió la resolución 270 en la que declara insubsistente a la ejecutiva.

Mientras Arenas se notificaba de la resolución, Gallo ordenó la reconsignación de los dineros en el Banco del Pacífico. Ese día, Convida alcanzó a trasladar de sus cuentas del Bancafé, Caja Agraria y Banco Ganadero al Banco del Pacífico, 1.000 millones de pesos.

Según aparece en las órdenes de traslado de los dineros, firmadas por Gallo, las transacciones se hacían para generar rentabilidad .

La reconsignación de la plata le permitió a Gallo recuperar privilegios concedidos a la EPS como un horario especial de atención en la oficina de la sede de la Gobernación de Cundinamarca, cheques especiales con desprendible de egreso sin costo y chequeras totalmente gratis.

Pero eso fue lo único que ganó. El 20 de mayo, cuando la Superintendencia Bancaria ordenó la intervención del banco, Convida ya tenía depositados 2.303 millones 898 mil pesos en cuatro cuentas.

Una suma que hoy tiene embolatada y que, según Rodrigo Muñoz Calderón, gerente encargado de Convida, se está tratando de recuperar. Estamos analizando la posibilidad de contratar un abogado que se encargue del recaudo , dice el funcionario.

EL TIEMPO intentó conocer la reacción del gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, pero no respondió a su celular.

Nadie tenía previsto crisis del Banpacífico Desde España, donde reside hace un mes, Ricardo Gallo dijo no acordarse de la carta del 20 de octubre que le dirigió el tesorero alertándolo sobre la crisis del Banpacífico.

Afirmó que fue consultado en marzo para retirar los dineros de esa entidad y justificó su posterior reconsignación en consultas que hizo al propio banco. Me basé en un oficio del pasado 16 de marzo en el que el banco dice que el informe de Control Interno exageraba la situación , afirma Gallo.

No obstante, EL TIEMPO encontró que en esa comunicación no informa los estados financieros de la entidad.

Gallo asegura que la crisis de la entidad financiera no la tenía prevista nadie. Pretender que Control Interno dio la voz de alerta, es pretender que éramos los únicos sabios , dijo Gallo.

Respecto a la declaratoria de insubsistencia de Marta Arenas, afirma que obedeció a una reorganización del equipo directivo de la entidad .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.