EL TOMATE, REY DE LAS HORTALIZAS

EL TOMATE, REY DE LAS HORTALIZAS

El tomate es la hortaliza preferida en la mesa de los colombianos, por sus usos variados y sus múltiples propiedades nutricionales, en especial de Vitamina A.

30 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Así lo demuestra un estudio hecho por la Corporación Colombia Internacional, que comprobó que además del tomate sobresalen las cebollas cabezona y junca y el frijol seco, que, sumados, representan un poco más del 60 por ciento del total consumido de verduras y hortalizas en la canasta familiar.

El organismo tuvo en cuenta la participación en el gasto que tiene el consumo de verduras y hortalizas en los hogares de 23 ciudades incluidas en la Encuesta de ingresos y gastos de 1994/95, según el nivel de ingresos y la participación que tenían en la antigua canasta del Indice de Precios al Consumidor, denominada, IPC 60 con base en 1988.

En general, los comentarios anteriores muestran los principales cambios en el consumo de los colombianos en cuanto al consumo de verduras y hortalizas en los últimos años.

El estudio concluye que los colombianos modifican su consumo cuando cambian los ingresos y los niveles de precio de los productos, teniendo preferencia por los productos de temporada Especialmente, el tomate tiene una participación alta: . Este producto tiene una participación bastante alta tanto en el IPC 60 (casi 20 por ciento) como en la Encuesta de Ingresos y Gastos (25 por ciento).

Y mientras la tendencia a favor del tomate aumento, todo lo contrario ocurre con los fríjoles secos y verdes que perdieron participación al pasar de un 24.98 por ciento a 13.13 por ciento.

Por su parte, las cebollas se constituyen en las preferidas por su papel de dar sabor a los alimentos: aumentaron su peso al pasar de un 19.11 por ciento a 24.33 por ciento.

La Corporación señala que el aumento en el consumo de la cebolla obedece a la llegada de productos de mejor calidad y un suministro más regular.

Pese a que su peso en el grupo bo es muy grande, destaca el estudio la duplicación en el consumo de lechuga, zanahoria y habichuela.

Por ingresos Por niveles de ingresos, se demuestra que cuando los recursos familiares aumentan lo mismo ocurre con algunos productos en la canasta. Así pasa con la lechuga, pimentón, fríjol, habichuela y arveja. Entre tanto, baja la compra de tomate y de cebollas cabezona y junca.

En ese orden de ideas, las cebollas junca y cabezona, la remolacha, el ajo, el repollo, la zanahoria y el tomate son menos apetecidos cuando crece la capacidad adquisitiva de las familias.

Además se nota que el consumo de arveja verde y habichuela se afecta positivamente cuando ocurre un aumento en la capacidad adquisitiva de los hogares.

En el caso de la arveja, el promedio de consumo es de un 3.92% para los estratos de bajos ingresos y de casi 21% en el caso de los ingresos altos.

Esta variación la explican en que se trata de una hortaliza costosa y, segundo, en que es un producto fácilmente sustituible. El mayor cambio se da en la arveja, ya que pasa de 5.94 por ciento para niveles de ingresos bajos a 10.47 por ciento para ingresos altos.

Plan post-cosecha de $5.000 millones El Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, tiene un plan de inversión por 5.000 millones de pesos como apoyo al sector agropecuario dirigido a mejorar la productividad del sector hortifrutícula del país, en cooperación interinstitucional con empresas públicas y privadas.

Según el director del organismo, Tulio Arbeláez, este programa se hace efectivo mediante transferencia de tecnología que apoye procesos de producción, manejo de postcosecha y comercialización de frutas y hortalizas que den respuesta a necesidades de empresas, gremios y asociaciones.

Los cursos de formación dirigidos al sector agrícola en manejo de post-cosecha y comercialización de frutas y hortalizas son apoyados por el Instituto de Recursos Naturales de la Universidad de Greenwich de Inglaterra, bajo un convenio entre los gobiernos de Colombia y el Reino Unido.

Los cursos cubre lo relacionado con cultivos de aguacate, banano, manzana, cítricos, granadilla, guayaba, mango, manzana, maracuyá, coliflor, espárrago, habichuela, melón, lulo, mora, papaya, piña, pimentón y remolacha, entre otros productos.

Los módulos de trabajo incluyen aspectos como la investigación de mercado; estudio de factibilidad; planeación y calidad hortofrutícola; índices de madurez y recolección, manipuleo, selección y clasificación en centros de acopio; y transporte; distribución.

El Sena también tiene una mesa sectorial hortofrutícola que elabora normas de competencia laboral post-cosecha, procesamiento y comercialización de frutas y hortalizas, en las que participan universidades e instituciones como Cenicafé, Passicol, Cicolsa y Cadena Olímpica, entre otras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.