LÍNEAS SABIAS PARA LAS TAREAS

LÍNEAS SABIAS PARA LAS TAREAS

Un periodista de reconocida trayectoria en Antioquia y un autor de textos para primaria se volvieron expertos en hacer tareas escolares.

30 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

A través de dos líneas informativas, Néstor Armando Alzate y Fabio León Cardona atienden las consultas de padres y jóvenes alumnos, a mil pesos el minuto.

Cuando suena el teléfono una voz fluida, educada en las lides de la radio durante 30 años, contesta: Néstor Armando, a la orden . Al otro lado, un joven pregunta cuáles han sido las sedes de los Juegos Olímpicos modernos.

El comunicador toma una planilla donde tiene anotada la respuesta, pues en otra ocasión alguien más llamó con la misma inquietud, y hace un recorrido desde Atenas, en 1896, hasta Atlanta, en 1996.

No nos las sabemos todas, pero las buscamos , dice cuando cuelga la bocina.

Las llamadas se demoran en promedio tres minutos y, cada día, Néstor Armando recibe unas 20. Las preguntas son diversas, dependiendo de la época del año y las celebraciones patrias.

Si no conoce la respuesta, cuelga, averigua, después llama y cobra sólo el tiempo que gasta en el teléfono.

En el piso, junto al escritorio de Néstor Armando hay varios centenares de libros y diccionarios encarrados. Además, en el computador tiene algunas enciclopedias y si quiere saber, por ejemplo, quién inventó el esparadrapo o el despertador, la respuesta está entre los 350 datos de su agenda electrónica.

Yo no me he leído todos los libros y revistas de mi biblioteca, pero eso sí, de cada uno conozco algo , afirma.

Alzate sostiene que la idea con este servicio no es incentivar el facilismo, sino ayudar a los muchachos. Si no me llaman a mí dice, van a llamar a otro .

Alcahuetería? Aunque Néstor Armando Alzate creía en un principio que era el rey de las tareas, no obstante que existieran líneas como Salomón, de El Colombiano, y la Línea T, de EL TIEMPO, que no son personalizadas, muy pronto se enteró de que Fabio, el teléfono sabio , se le adelantó hace 5 meses con el mismo servicio.

Quien atiende esta otra línea es Fabio León Cardona, licenciado en didáctica y dificultades del aprendizaje, autor de 25 textos escolares y con 9 años de maestro que capitalizó para colaborar con los alumnos y aumentar sus ingresos. Por eso tiene mejor definido su perfil de ayuda para tareas de primaria.

Este pedagogo se inició en el negocio cuando, por un cáncer en el cuello, los empresarios se resistieron a encomendarle proyectos editoriales por el riesgo de una incapacidad larga o a un desenlace fatal.

Para disipar temores, ahora Cardona escribe sus libros por cuenta propia y los vende a las editoriales, cuando están terminados, pero como usualmente los resultados económicos sólo se ven al cabo de unos 3 años, simultáneamente, en su casa, atiende la línea con la esperanza de que cuando esté mejor posicionada le dé para sobrevivir.

En promedio recibe de 5 a 10 llamadas diarias, el 50 por ciento de las cuales contesta de memoria, y las restantes, buscando en Internet o en las enciclopedias instaladas en su computador, sin cobrar tarifa adicional por las que luego tiene que mandar por fax o correo electrónico.

Muchas veces los profesores no les ponen tareas a los niños sino a sus padres , dice, y explica que no se trata de que los muchachos se acostumbren a llamar diariamente a su línea, sino cuando tengan una verdadera dificultad; de lo contrario, pasaría de ser un buen servicio a convertirse en una alcahuetería .

Cobro por cuenta telefónica Los mil pesos que cuesta cada minuto de una llamada a las líneas sabias son cobrados a los usuarios a través de la cuenta telefónica de las Empresas Públicas de Medellín, mediante uno de sus servicios especializados.

Para habilitar estas líneas, Néstor Armando (901-7725000) y Fabio (901-7716151), pagan un cargo fijo entre 14 y 24 mil pesos mensuales, más el 25 por ciento de lo que obtienen por las consultas. A ellos les queda el 75 por ciento restante.

La línea de Néstor Armando Alzate atiende de lunes a sábado, entre la una de la tarde y las 7 de la noche, pero aspira a ampliar su horario a las mañanas y los domingos.

Fabio Cardona atiende todos los días, incluido los domingos, entre las 9 a.m. y las 9 p.m. Según él, las llamadas casi siempre buscan respuesta a tareas de geografía, historia, literatura y deportes.

FOTO: Fabio, el teléfono sabio , es atendido por el licenciado en didáctica Fabio León Cardona. Diariamente, recibe entre 5 y 10 llamadas, el 50 por ciento de las cuales contesta de memoria.

Javier Agudelo/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.