LA MODA SE SIGUE VISTIENDO DE GRIS

LA MODA SE SIGUE VISTIENDO DE GRIS

El segundo semestre de 1999 estará marcado por el mismo color gris de comienzos de año. No hay por ahora retorno a los colores verdes, cafés o beige en la ropa formal especialmente. Sin embargo, los diseñadores internacionales y nacionales incluyen en sus colecciones deportivas los tonos claros, pero en la tendencia de ropa formal lo clásico y los tonos oscuros marcan la pauta.

30 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Si lo que quiere es estar al día con las tendencias y no desentonar en los cocteles, tertulias, seminarios y reuniones trascendentales, no abandone los detalles ni consejos de los diseñadores de la época. El ejecutivo, el político, el banquero y hasta el artista no descuidan su guardarropas ni su presentación personal.

En los que resta del año, esconda aquellos trajes, corbatas y camisas de cuadros, líneas, flores y demás dibujos y figuras con que venían adornados los paños y las sedas.

La tendencia en cuanto a textiles, se centra en lanas suaves y livianas, paños, crepés y crepés de seda en un sólo tono. Por ello se recomienda a los hombres dejar a un lado las camisas de rayas, cuadros y relieves. Las recomendaciones provienen en todos los casos de diseñadores como Giorgio Armani, Burberrys y Brioni entre otros.

También en camisas se le dice adiós a los cuellos cortos, a los puños blancos, a los colores amarillos, verdes y rosados. Lo elegante hoy en día y en lo que resta del año son los tonos oscuros, los cuellos largos y muy ligeros o blandos, es decir que ya no van con entretelas ni varillas. Los botones en nácar preferiblemente, conservando en cada caso el estilo clásico, de preferencia inglés. Un color de furor en camisas es el gris. En algunos casos hay camisas con broches en las puntas del cuello, pero van ocultos.

Lo mismo deben hacer con las corbatas, por ahora las estampadas con animalitos, rayas y machones están out, en la lista de moda sólo hay espacio para las corbatas de un sólo tono y que juegan con las texturas y los tejidos, para darles realce. Aquí puede darse cabida a un sólo color en opaco y en algunos casos especiales en texturas algo brillantes, (claro esta que preferiblemente para ocasiones muy especiales) .

El tradicional vestido formal masculino debe ser también en un sólo tono, especialmente el gris en todas su gamas, los azules oscuros, café muy oscuro y obviamente no puede faltar un vestido negro. Las combinaciones se están evitando.

La elegancia que se exige para la última parte el año depende del cruce de los vestidos, que no puede llevar más de tres botones, la preferencia es llevar chaqueta de dos botones.

En pantalones desde hace rato se mandaron a recoger los prenses. La bota se puede llevar un doblez cuyo ancho no puede ser superior a los tres centímetros, y el contorno de la bota no puede ser mayor a los 55 centímetros ( dependiendo de la talla el caballero).

En materia de bolsillos se usan rectos y en dirección horizontal. Los bolsillos atravesados están out.

Para ellas Por suerte la mujer ejecutiva de hoy no lleva tantas exigencias como en el caso de los hombres, el gris también se lleva en el guardarropa femenino, pero también hay entrada de los colores tierra, berenjena y negro. Los colores pasteles pasan a un segundo plano, el rojo tiende a desaparecer, el aguamarina out por ahora, el amarillo debe ir combinado preferiblemente con gris y el blanco se impone en ropa deportiva e informal y muy romántico en la ropa interior. La mujer ejecutiva de hoy es joven y tiene que proyectarse como tal, en su línea de moda se llevan los sastres de dos, tres e incluso cuatro piezas.

Los diseñadores han recomendado ser prácticas y confeccionar tanto la falda como el pantalón. En cuestión de faldas se usa todos los largos, preferiblemente abajo de la rodilla, la minifalda en ciertas ocasiones, pero no todo el tiempo. Los accesorios están out, lo in los botones. Entre más sencillo el atuendo más elegante por esta época.

La chaqueta debe ir tallada resaltando la figura. Los pantalones se llevan rectos y poco anchos, preferiblemente sin bolsillos y sin prenses. Las botas, zapatos con trabilla y el tacón no tan alto en cuanto calzado y las blusas talladas, con varios cortes, al sesgo y satinadas, son ideales para acompañar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.