BRASIL PRIORIZA EL CRECIMIENTO Y EL EMPLEO

BRASIL PRIORIZA EL CRECIMIENTO Y EL EMPLEO

En pos de un necesario auge de popularidad, el presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso ha dado a conocer un plan de gastos de cuatro años, llamado Avanza Brasil, que contempla un desembolso de US$580.000 millones dirigido a crear nuevos empleos y a estimular el crecimiento económico al menos en un 4 % anual, además de cumplir con enérgicas metas de reducción del déficit presupuestario.

01 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Estas cifras atraerán seguramente la atención de los medios informativos locales, en momentos en que Cardoso ha caído al nivel más bajo de popularidad en más de cuatro años. La tasa de desempleo está a un nivel sin precedentes desde la devaluación del real en enero, al tiempo que crece la resistencia popular a las severas medidas de austeridad adoptadas hace casi dos años. Según el Ministerio de Planificación, Presupuesto y Gestión, los desembolsos provendrán de todos los niveles gubernamentales, compañías estatales y del sector privado.

El gobierno también reveló ayer un proyecto de presupuesto para el año 2000 que contempla alcanzar un superávit primario de casi US$15.000 millones, equivalente al 2,65% del Producto Interno Bruto (PIB). El superávit primario abarca cuentas federales excluyendo los costos del pago de deuda y las cuentas estatales y municipales. El proyecto, que requiere la aprobación del Congreso, se ajusta en gran medida a las metas presupuestarias del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Brasil está cumpliendo este año las metas presupuestarias del FMI, gracias en parte a las ganancias extraordinarias, a los impuestos especiales y a los recortes de gastos. Sin embargo, Wall Street ha estado cuestionando la forma en que el gobierno cumplirá las metas del FMI para el año 2000, prometidas como condición para la concesión a fines del año pasado de un paquete de rescate de US$41.500 millones. Los economistas afirman que todavía quedan muchas interrogantes, a juzgar por el plan del gobierno, que contempla un alza del 7,5% en los gastos generales.

Las cifras no pueden considerarse poco realistas, pero aún hay que ver cómo obtendrá el gobierno algunos de los ingresos con los cuales está contando , dijo Mauro Schneider, economista en jefe de ING Barings, en Sao Paulo. Agregó que el próximo año el gobierno no recibirá los ingresos por concepto de privatizaciones que le ayudaron a alcanzar las metas negociadas con el FMI.

El crecimiento y más ingresos por impuestos parecen ser puntos cruciales de la estrategia del gobierno. Según un ambicioso pronóstico de crecimiento del 4% para el próximo año, el gobierno espera aumentar los ingresos en un 8,6%.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.