MONTOYA SE PARA EN LA CABEZA

MONTOYA SE PARA EN LA CABEZA

La cuenta regresiva hacia el título de Juan Pablo Montoya en el campeonato Cart se inicia hoy en Houston. Ya están decantadas prácticamente todas las opciones y la lucha se ha reducido a un duelo privado entre el colombiano y el escocés Darío Franchitti.

26 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Las 100 vueltas al circuito callejero de Houston, a partir de las 2 de la tarde, pueden entregarnos una de las mejores alegrías de la historia deportiva del país si se dan varias coincidencias de resultados que anticipen la corona para Juan Pablo Montoya, que está matemática y prácticamente a su alcance.

Hay 28 puntos de diferencia entre los dos pilotos. Para ser campeón antes de correr en Australia, dentro de quince días, o en Fontana, California, a finales de octubre, Montoya necesita sumar 44 puntos de distancia, lo cual le garantiza la victoria general. Con esa diferencia puede pasar las dos fechas en blanco y si Franchitti hiciera la recolecta total en las pruebas restantes, perdería el desempate por mejores resultados de Montoya.

Para llegar a esos 44 puntos hoy, se requiere que Montoya llegue segundo (16 puntos) y que Franchitti no marque. O que sea tercero (14 puntos) y agregue los puntos del pole y de las vueltas punteadas y Franchitti salga en blanco.

Esto es perfectamente factible, pero la realidad debe mirarse con más benevolencia pues el escocés no debe dar su brazo a torcer y en una carrera hay demasiadas contingencias como para pronosticar con éxito, aunque todo es posible.

Primero, hay que pasar la meta. Y luego, en la mejor posición posible. Enseguida, hacer las cuentas. Las carreras sólo terminan con la bandera a cuadros y muchas cosas se han visto como para asegurar resultados.

Por lo tanto, si esa oportunidad se da, Montoya sale a capturarla y darle el cuarto título al equipo del señor Ganassi. No lo duden.

Pero si Franchitti se defiende y rasguña puntos, el suspenso se prolongará aunque Montoya está en la mejor y más cómoda de las posiciones: vigilando a su rival y midiendo los riesgos, cosa que puede ir en contravía con su estilo pero que está de la mano del objetivo final: el campeonato.

En ese juego del manejo de la presión y del tiempo que se agota, hemos vivido una situación completamente opuesta a la esperada: el novato, el fogoso, el impetuoso Montoya, ha corrido las últimas carreras como el experto, el tranquilo, el mesurado corredor. En cambio Franchitti, el veterano, el calmado, el calculador, ha actuado como todo un novato desbordado y ha dejado de pasar la meta en las dos últimas pruebas, víctima de dos colosales errores personales de conducción.

Al cambiarse los papeles, la balanza se inclinó del lado de Juan Pablo sustanciosamente.

Lo espera un circuito de alto manejo y tallado para sus habilidades. Clima caliente y muy húmedo, curvas de noventa grados del gusto de su estilo de los karts, manejo preciso en medio de los obstáculos y cautela en el tráfico.

Ese es punto muy peligroso para Montoya pues en esta altura del torneo, muchos pilotos descartados de los resultados buscan figuración y quieren lucirse en la televisión que sigue al líder, pues es una oportunidad de hacerse ver ante los patrocinadores cuando se renegocian los contratos.

Por otra parte, como todos saben que tanto Montoya como Franchitti tienen como prioridad la supervivencia en la pista y que no pueden tomar riesgos en estos momentos, los atacarán con mayor agresividad a sabiendas de que no se van a defender con la misma tónica y esto puede causar enredones y choques en el tráfico.

Con pocos sitios para pasar, el trabajo en los pits puede decidir la carrera en cualquiera de las tres paradas previstas, por lo cual el equipo tiene una carta decisiva en la crítica carrera de hoy, la 18 de un largo torneo en el cual el colombiano lleva ya 7 victorias y sale para empatar la marca de 8 triunfos en una misma temporada. El cual, vistos los antecedentes, es muy factible. En Colombia, la gente está patas arriba esperando un triunfo...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.